Técnicas de elevación, reducción y simetrización mamaria

Una forma conservadora de abordar la reconstrucción del cáncer de mama no es sinónimo de buenos resultados estéticos, para conseguirlos es necesario hacer uso de técnicas de remodelado de glándula restante, conocidas como oncoplásticas.

La cirugía oncoplástica ha surgido como una necesidad frente a la evolución de la presentación clínica del cáncer de mama, más localizado, por el diagnóstico precoz, y el gran avance de los tratamientos concomitantes.

Las resecciones parciales de la mama, tratamiento conservador, es el procedimiento quirúrgico de elección en el tratamiento de la mujer con cáncer de mama; manteniendo o mejorando los resultados anteriores con cirugía agresiva. Esto conlleva al desarrollo de técnicas de extirpación completa de la lesión, la remodelación inmediata de la mama y la simetrización de la mama opuesta. Son un conjunto de procedimientos que mejoran en control oncológico y favorecen el resultado estético final, evitando las deformidades propias de las grandes resecciones oncológicas.

El elemento básico de la técnica oncoplástica conservadora es la elaboración de un patrón de resección, ya que su diseño prevé, al mismo tiempo, la extirpación tumoral y el remodelado de la glándula mamaria. Esto va a depender de la localización tumoral, de la relación tumor/mama, y de las características de la mama (tamaño y prótesis).

Técnicas:

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2021 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad