La cirugía

Es habitual que, una vez haya decidido seguir adelante con la cirugía, el paciente firme un consentimiento informado de la cirugía y serán tomadas fotografías clínicas de su caso.

La reconstrucción de la mama conlleva habitualmente más de una operación. El primer paso es recrear la forma de la mama. Esto se puede hacer al mismo tiempo que la mastectomía o en una fecha posterior.

El primer paso de la reconstrucción se realiza mediante anestesia general. Esto implica que se le administrarán medicamentos que le inducirán a dormir sin que sienta dolor durante la cirugía. Para los procedimientos de seguimiento y retoques, puede que sólo se requiera de anestesia local.

Cuando despierte de la intervención llevará colocados un vendaje y unos drenajes (un pequeño tubo que se coloca para extraer líquido adicional en espera de que las heridas de la zona quirúrgica cicatricen).

En el caso de que la reconstrucción se haya realizado con un colgajo libre, estará durante 24 horas bajo un periodo de monitorización estrecha para asegurarse de que el flujo de sangre que le llega al colgajo es adecuado.

Es probable notar dolor entre 1 y 2 semanas después de los procedimientos realizados y cabe la posibilidad de que el médico pueda administrarle fármacos para controlar el dolor y otras molestias. Los pacientes se recuperan mejor y más temprano de la cirugía si el control del dolor es adecuado.

Dependiendo del tipo de cirugía, el paciente abandonará el hospital entre 1 y 6 días después. Es posible que, aunque le den el alta, se marche a casa con uno o más drenajes.

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2022 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad