Reconstrucción con tejido propio del abdomen (DIEP)

Desde su aparición en 1994, la técnica de reconstrucción mamaria DIEP pretende reconstruir la mama sin sacrificar ningún músculo abdominal de la paciente utilizando técnicas microquirúrgicas sofisticadas.

El DIEP supone un gran avance para la mujer que ha pasado por un cáncer de mama y una mastectomía. Un avance no sólo estético, sino también médico, ya que sólo excluye a las mujeres que carecen de suficiente tejido graso en el abdomen o que hayan sufrido daño en los vasos sanguíneos de esa zona como consecuencia de una intervención anterior (algo poco probable porque la mayoría de las cirugías que afectan al abdomen -como la apendicitis, la extirpación de la vesícula biliar o la histerectomía- no tienen porqué comprometer la vascularización de la paciente.

La mayoría de los profesionales consideran esta técnica y el SIAE como la técnica ideal para la reconstrucción mamaria.

¿Cómo se realiza?

El DIEP consiste en aprovechar tan sólo el exceso de piel y grasa del abdomen por lo que la musculatura se conserva intacta. Esta piel y grasa del tórax es transplantada junto a las pequeñas arterias y venas que alimentan el tejido para reconstruir un mama mediante microcirugía.

El DIEP necesita de un equipo con gran habilidad y experiencia en la microcirugía, ya que esta reconstrucción mamaria implica utilizar vasos sanguíneos muy pequeños y preserva la integridad anatómica del abdomen.

La intervención suele durar uns 5 o 6 horas. En élla se extrae la piel y la grasa del abdomen junto con una arteria y una vena que se liberan a través del músculo recto abdominal. En todo momento se respecta la integridad del músculo, así como los nervios que lo hacen funcionar.

Después, todo este tejido se transplanta al tórax donde, con la ayuda de un microscopio, se unen a la arteria y la vena abdominales a una arteria y una vena del tórax (a los vasos mamarios internos). De manera simultánea, se remodela el tejido para crear la nueva mama y se cierra el abdomen del mismo modo que se haría en una operación estética en la barriga. Así se consigue una reconstrucción mamaria natural y, a la vez, una mejora estética del abdomen.

Habrá que esperar unos 4 o 6 meses hasta que desaparezca la inflamación del tejido mamario por completo, para recrear el pezón y la areola en el nuevo pecho mediante técnicas sencillas, con anestesia local y sin necesidad de ingreso hospitalario.

Plazos previstos

  • Cirugía: 5-6 horas
  • Hospitalización: 3-5 días
  • Actividad diaria habitual: 3-4 semanas
  • Deportes y actividad enérgica: 1-2 meses
  • Crear el pezón y la aréola: 4-6 meses

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2022 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad