Historia

En la Barceloneta, barrio marítimo de Barcelona, y en el mismo sitio donde en el siglo XVI se levantaba la "Casa de la Sanidad", centro de cuarentena para los posibles contaminados de ultramar, se encuentra el actual Hospital el Mar, un hospital general que da asistencia al sector marítimo y al casco antiguo de la Ciudad Condal.

Las epidemias de cólera y fiebre amarilla que asolaron Barcelona durante el siglo XIX obligaron al Ayuntamiento de la ciudad a construir un lazareto inagurado en 1905. Así nacía el primer núcleo del futuro hospital para infecciosos, que constaba de diversas instalaciones rudimentarias situadas en el mismo solar en que en 1929 y 1930, se construyó el edificio horizontal del actual centro. Tal como su nombre indica, la función primordial del nuevo Hospital Municipal fue la de luchar contra las enfermedades infecciosas que afligían continuamente la Ciudad de Barcelona debido a su doble condición de gran capital y de importante centro de tráfico marítimo.

Después de la Guerra Civil, el hospital jugó un papel decisivo en el trato de graves epidemias como la viruela (1940), tifus exantemático (1941-1942), poliomelitis (1950) y cólera (1971). Durante el dramático incremento de la poliomelitis en la década de los 50, el Hospital centralizó la lucha antiinfecciosa, creó un servicio de Poliomelitis y adquirió el primer pulmón de acero de Catalunya. Así mismo, fue durante los años 60 y 70, hospital de referencia para casos de tétanos y gangrena gaseosa para disponer de una cámara hiperbárica monoplaza y de la primera unidad de curas intensivas existentes en España. Gracias a la progresiva instalación de nuevos servicios, durante la década de los 70 y primeros años de los 80, el antiguo hospital para infecciosos se expandió hasta convertirse en un centro dotado de casi todas las especialidades médicas y quirúrgicas, incluyendo la primera Unidad de Deshabituación de  Toxicomanías del país.

El Hospital del Mar recibió el reconocimiento público y un impulso definitivo el 17 de Octubre de 1986, cuando el comité Olímpico Internacional decidió que Barcelona fuera la Sede de los Juegos Olímpicos del 92, y se propone el Hospital como centro sanitario de referencia para la familia olímpica.

En la Historia del Hospital se recordará esta fecha, no sólo por el éxito logrado en su reconocida capacidad para asumir la responsabilidad olímpica, sino como el punto de partida de una remodelación arquitectónica de primera magnitud, que ha hecho posible una oferta asistencial de notable calidad y ha facilitado una nueva organización de las actividades y, por lo tanto, una mejora del confort para los ciudadanos y los profesionales. En 1973, el convenio firmado con la Universitat Autònoma de Barcelona, posteriormente renovado en los años 1990 y 2001, convierte el Hospital del Mar en un Centro Sanitario Universitario.

En junio de 2008 se ponía la primera piedra de un nuevo plan de ampliación del recinto de la Barceloneta, programado en tres fases, que las dificultades económicas y el contexto de crisis internacional hicieron detener hasta el año 2014.

El 3 de noviembre de 2014, el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Cataluña firmaban un convenio por el que se reactivaban las obras de modernización del hospital. La reanudación de los trabajos, coincidiendo con la celebración del primer siglo de historia de la institución, hizo patente el papel estratégico que tiene el hospital para la capital catalana, a la vez que permite mantener la apuesta por las líneas de atención sanitaria de alta especialización (terciarismo).

En mayo del 2017 se inauguró la primera fase del proyecto global de Ampliación y Remodelación del Hospital del Mar que consistían en 15.877 m² nuevos en un edificio, el edificio B, de cuatro plantas (dos en sótano y dos en altura ). Esta es un primer paso que constituye una notable mejora, sobre todo por la agrupación de los servicios oncológicos, la actualización de equipamientos y la confortabilidad de los pacientes y usuarios, especialmente en los servicios de urgencias y de ginecología-obstetricia. Sin embargo, es sólo la primera de las tres fases necesarias para conseguir el despliegue de servicios, la integración funcional de servicios especializados y la capacidad necesaria para atender nuestra área de referencia, las dos siguientes fases serán imprescindibles.

En estas dos futuras fases, está previsto construir dos edificios gemelos de cinco plantas más, dos sótanos que se unen con el que ahora estrenamos de forma perpendicular y que han de sustituir las unidades ubicadas en los pabellones centenarios del hospital, que fueron reformados por los Juegos Olímpicos, hace 25 años. La consecución de los nuevos edificios supone un salto exponencial en la superficie del Hospital, que pasaría de los aproximadamente 60.000 m² actuales a unos 103.500 m² al final de todo el proceso.

Campañas internas

  • Pla d'igualtat del PSMar
  • Hospitals sense fum
  • Hospitals sostenibles
Entidad colaboradora

© 2006 - 2023 Parc de Salut Mar · Nota Legal | Política de Cookies | Accesibilidad