Unidad de Experiencia Clínica de Síndromes de Sensibilización Central Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple

Etiología, epidemiología y criterios diagnósticos del síndrome de fatiga crónica

El síndrome de la fatiga crónica (SFC) es una entidad clínica complicada y controvertida caracterizada por fatiga inexplicada y crónica (1). Es necesario diferenciar SFC, entidad bien definida con unos criterios diagnósticos propios bien establecidos, de otras condiciones clínicas que cursan con fatiga que no son SFC. En primer lugar, diferenciarla de la fatiga prolongada, sin causa aparente. Es un síntoma muy prevalente entre la población general. Se considera que aproximadamente entre un 5 y un 20% de la población puede, en algún momento de su vida, presentar fatiga que se prolongue durante un mes. Suele estar en relación con alguna enfermedad o proceso intercurrente. Por otra parte, se debe diferenciar de la fatiga crónica, no SFC (2). Es la que se presenta de forma continuada o intermitente durante más de 6 meses, sin que cumpla los criterios diagnósticos de SFC.

Definición

Se considera que un/a paciente tiene SFC cuando cumple los criterios diagnósticos del síndrome de la fatiga crónica establecidos en 1994. (Criterios Internacionales o de Fukuda et al.) (3)

Criterios diagnósticos del síndrome de la fatiga crònica (Criterios internacionales o de Fukuda et al.) (3).

Criterio mayor:

Fatiga persistente o recurrente, inexplicada, que se presenta de nuevo, con inicio definido y que no es resultado de esfuerzos recientes. No mejora claramente con el descanso. Ocasiona una reducción considerable de los niveles previos de la actividad cotidiana (ocupacional, educacional, social o personal del/de la paciente).

Además debe cumplir cuatro o más de los siguientes síntomas que persisten o recurren durante 6 meses consecutivos o más y que no anteceden a la fatiga.

Hay que excluir otras enfermedades que puedan cursar con fatiga prolongada.

Criterios menores:

  • Afectación de la memoria reciente o de la concentración.
  • Dolor de garganta.
  • Adenopatías cervicales o axilares dolorosas.
  • Dolor muscular.
  • Poliartralgías sin signos inflamatorios.
  • Sueño no reparador.
  • Cefaleas con nuevas características o intensidad.
  • Fatiga tras ejercicio que dura mas de 24 horas.

Los/las pacientes que tengan fatiga crónica no explicada pero que no reúnan los criterios de SFC se caracterizarían como afectados/as de Fatiga crónica idiopática.

Epidemiología 

Se desconoce la prevalencia real en Catalunya, pero extrapolando cifras de prevalencia de EEUU y Australia (4, 5) se puede cifrar entre 2.000 y 13.000 casos. Es un síndrome que afecta preferentemente a adultos jóvenes y de mediana edad pero se ha descrito también en niños y ancianos. Afecta más a las mujeres, el doble que a los hombres (1).

Muchos/as pacientes afectados/as de SFC presentan también dolor generalizado y cumplen los criterios diagnósticos de FM. Por lo que algunos investigadores consideran a ambas condiciones clínicas FM y SFC, como dos polos de una misma entidad nosológica.

Historia

No es una condición clínica nueva. Probablemente ha existido siempre. Desde los tiempos hipocráticos hasta la actualidad se han descrito situaciones clínicas similares con diversos nombres como neurastenia, encefalomielitis mialgia, síndrome de fatiga crónica y disfunción inmune, entre otras (6, 7). En 1994 se publicaron los Criterios Internacionales para el Diagnóstico del síndrome de fatiga crónica que están ampliamente aceptados y de uso generalizado (3).

Etiología

Se desconoce su causa pero se ha intentado asociar sin éxito, a agentes infecciosos como los virus: virus de Epstein-Barr, retrovirus, virus del herpes tipo 6, enterovirus, coxsackie B y otros sin resultados concluyentes. Muy recientemente se ha publicado el hallazgo de ADN de un retrovirus, virus relacionado con la leucemia murina (XMRV), en células mononucleares de sangre periférica de pacientes con SFC en una proporción mayor (67%) que en los controles (3,7%). Estos resultados se deben confirmar (8). Además de los aspectos virológicos en la búsqueda de la causa del SFC se ha investigado en 3 áreas primarias: disfunción inmunológica, alteraciones neuroendocrinas y neuropsiquiátricas.

Bibliografía

1 Prins, JB, van der, Meer JW, Bleijenberg, G. Chronic fatigue syndrome. Lancet 2006; 367:346.

2 Bates, DW, Schmitt, W, Buchwald, D, et al. Prevalence of fatigue and chronic fatigue syndrome in a primary care practice. Arch Intern Med 1993; 153:2759.

3 Fukuda, K, Straus, SE, Hidkie, I, et al. The Chronic Fatigue Syndrome: A comprehensive approach to its definition and study. Ann Intern Med 1994; 121:953.

4 Reyes, M, Nisenbaum, R, Hoaglin, DC, et al. Prevalence and incidence of chronic fatigue syndrome in Wichita, Kansas. Arch Intern Med 2003; 163:1530.

5 Buchwald, D, Umali, P, Umali, J, et al. Chronic fatigue and the chronic fatigue syndrome: Prevalence in a pacific northwest health care system. Ann Intern Med 1995; 123:81.

6 Aronowitz, RA. From myalgic encephalitis to yuppie flu: A history of chronic fatigue syndromes. In: Framing Disease, Rosenberg, CE, Golden, J (Eds), Rutgers University Press, New Brunswick, NJ, 1992.

7 Kim, E. A brief history of chronic fatigue syndrome. JAMA 1994; 272:1070.

8 Lombardi, VC, Ruscetti, FW, Das Gupta, J, et al. Detection of an infectious retrovirus, XMRV, in blood cells of patients with chronic fatigue syndrome. Science 2009; 326:585.

Cercador


Amb el patrocini de:

Ferrer Gelos, expertos en el tratamiento del dolor

Aquesta web ha estat elaborada amb l'assessorament científic del Dr. Josep Blanch i Rubio

Campañas internas

  • Pla d'igualtat del PSMar
  • Hospitals sense fum
  • Hospitals sostenibles
Entidad colaboradora

© 2006 - 2022 Parc de Salut Mar · Nota Legal | Política de Cookies | Accesibilidad