Pruebas epicutáneas

La prueba epicutánea es un método diagnóstico utilizado básicamente para el estudio de los eczemas alérgicos de contacto, es decir, aquellas reacciones cutáneas que se desarrollan en las zonas de la piel que contactan con una sustancia en la cual un individuo es alérgico. Estas pruebas pueden también utilizarse (aunque son menos informativas) para el estudio de algunas reacciones a fármacos.

Consisten en la aplicación de una batería de sustancias o grupos de sustancias (potencialmente responsables de la reacción alérgica) sobre la piel de la espalda en forma de parches (patch) durante 48 horas. La primera lectura se hace al retirar los parches y se realiza una segunda lectura y definitiva a las 96 horas de la aplicación. Si hay reacción a un parche determinado se evidencia la aparición de rojez (eritema), o incluso la presencia de vesículas/ampollas.

Hay baterías de pruebas del parche (patch tests) estándares, formadas por las sustancias que dan lugar más frecuentemente a alergias de contacto, y baterías específicas (series de perfumes, tintes, baterías dentales de metales, gomas, etc.)

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2023 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad