Fototerapia

?La unidad de fototerapia se dedica al tratamiento de diferentes enfermedades de la piel (psoriasis, dermatitis atópica, vitíligo, micosis fungoide, entre otros) mediante la radiación ultravioleta (UV). Dispone de diferentes aparatos (una cabina de cuerpo entero, un aparato de medio cuerpo y 3 de manos-pies), que permiten tratar enfermedades con diferente superficie corporal afectada. Está coordinado por un médico y un enfermero/a.

?La radiación ultravioleta tiene principalmente una acción antiinflamatoria. En nuestro centro se ofrecen dos tipos de radiaciones terapéuticas: UVA y UVB de banda estrecha. El UVA es una radiación que llega más profundamente pero de una forma menos potente, razón por la cual necesita de un medicamento fotosensibilizante (es decir, que potencie el efecto de la radiación UVA): el psoralen(Psoralen+UVA=PUVA). En el caso de enfermedades de piel extensas, el psoralen se administra en pastillas (según el peso) 2 horas antes de hacer la sesión, mientras que en erupciones localizadas (manos y pies) se administra en crema, sólo 15 minutos antes.El UVB es una radiación más superficial pero suficientemente potente para que no necesite de ningún fármaco acompañante.

?Según el tipo de enfermedad, el tipo de lesiones y las características de cada paciente se escogerá un tratamiento u otro. La dosis de radiación por sesión también depende del tipo de piel de cada paciente. Generalmente se administran 2-3 sesiones a la semana hasta 15-20 sesiones. Ocasionalmente, se puede combinar con otros tratamientos tópicos o sistémicos para aumentar la efectividad. Durante el tratamiento, se tienen que proteger los ojos y la zona genital (en los hombres). En el caso del tratamiento con PUVA, después de la sesión y durante el resto del día (8-12 horas siguientes) se tiene que evitar la exposición al sol natural o artificial y protegerse los ojos con gafas de sol.

?Los efectos secundarios son similares a los producidos por el sol. Ocasionalmente puede aparecer enrojecimiento de la piel con escozor, más o menos intensa, hecho que obliga a personalizar la pauta. También acostumbra a desarrollarse una pigmentación cutánea similar al bronceado del verano y a veces sequedad cutánea, hecho que obliga a utilizar cremas hidratantes. A largo plazo, puede desarrollarse un mayor fotoenvejecimiento cutáneo (arrugas, manchas) y, en algunos casos con muchos ciclos de tratamiento acumulado, puede existir el riesgo de aparición de un cáncer de piel.

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2022 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad