Noticias

7 de mayo de 2018 - Notas de prensa

Biopsia líquida para personalizar el tratamiento en cáncer de ovario

Biopsia líquida para personalizar el tratamiento en cáncer de ovario

8 de mayo, Día Mundial del Cáncer de Ovario

El Hospital del Mar pone en marcha un proyecto para analizar la viabilidad de utilizar la biopsia líquida en el tratamiento y monitorización de las pacientes con este tipo de tumor. 7 de cada 10 pacientes diagnosticadas de cáncer de ovario sufren una recaída. Esta técnica puede dar una nueva esperanza en la lucha contra las recidivas, ayudando a los médicos a predecir estos casos y detectarlos de forma precoz. Es el tumor ginecológico con más mortalidad y la cuarta causa de muerte por cáncer en mujeres. La supervivencia global es de menos del 45%.

El Hospital del Mar, a través de la Unidad Funcional Multidisciplinaria de Tumores Ginecológicos, pondrá en marcha un proyecto de investigación para analizar la viabilidad de utilizar la biopsia líquida en el tratamiento y monitorización de las pacientes con cáncer de ovario. Durante los próximos 3 años, el equipo, en colaboración con el Laboratorio de Biología Molecular del Servicio de Anatomía Patológica, liderado por la Dra. Beatriz Bellosillo, estudiará si esta técnica es útil para la detección y tratamiento precoz de recaídas, la cual cosa podría tener un claro efecto en la supervivencia de las pacientes.

Unitat_Tumors_Ginecologics

Miembros de la Unidad Multidisciplinaria de Tumores Ginecológicos

El Hospital del Mar es pionero en la utilización de la biopsia líquida en el diagnóstico y decisión de tratamiento en otros tipos de tumores, como los de colon y recto, de pulmón, de mama y tumores genitourinarios. Pero todavía no se ha explorado su posible utilización en los tumores de ovario. Esta técnica permite, con un simple análisis de sangre, detectar en el plasma sanguíneo ADN tumoral y, a través de sus niveles y tipos de mutaciones, predecir la respuesta de los pacientes a los diferentes tipos de tratamiento. Un factor de especial relevancia en el cáncer de ovario, con un nivel de recaída del 70% de las pacientes dos años después de iniciar el tratamiento.

Adaptar el tratamiento

El proyecto estudiará los posibles marcadores en sangre del cáncer de ovario, comparando muestras de tumor y en plasma sanguíneo. También el impacto del seguimiento con esta técnica de las pacientes tratadas con cirugía y con quimioterapia, así como la evolución del ADN tumoral en sangre durante todo el proceso. Como explica la Dra. Gemma Mancebo, responsable de la Unidad Funcional Multidisciplinaria de Tumores Ginecológicos, "la relevancia de los marcadores predictivos en cáncer de ovario se fundamenta en el hecho que permitiría seleccionar intervenciones terapéuticas en función de la probabilidad de estos tumores de responder, con un claro beneficio para las pacientes". Poder predecir su evolución y respuesta puede permitir a los médicos la detección y tratamiento precoz de las habituales recaídas en este tipo de tumores.

En estos momentos, la monitorización y detección de estas recaídas se hace con una combinación de diversas técnicas. A través de la determinación periódica del biomarcador en suero Ca 125 y de la proteína epididimal humana 4 (HE4, producida por las células de este tipo de tumor), y el control radiológico con tomografía computarizada (TC). Pero ninguna de estas herramientas se ha mostrado lo suficiente sensible y específica. Es en este campo en el cual la utilización de la biopsia líquida, una prueba no invasiva y contrastada, con capacidad para detectar la heterogeneidad del tumor, puede adquirir una mayor importancia.

La Dra. Mancebo destaca que "es importante disponer de medios útiles para identificar a las pacientes con un riesgo más grande de recaída y explorar nuevas opciones terapéuticas para mejorar estos resultados". En el caso del cáncer de ovario, sus células presentan una serie de mutaciones genéticas que, en caso de ser detectadas y monitorizadas, se pueden convertir en nuevas dianas para el tratamiento.

El asesino silencioso

El cáncer de ovario es la primera causa de muerte por cáncer ginecológico en los países desarrollados y la cuarta causa de muerte por cáncer en mujeres. De hecho, una de cada 75 mujeres en el mundo será diagnosticada a lo largo de su vida. De las diagnosticadas, 7 de cada 10 sufrirán una recaída al cabo de dos años de iniciar el tratamiento. Es el llamado asesino silencioso, ya que la falta de una sintomatología clara provoca que habitualmente se diagnostique en fases avanzadas. En el año 2016 se detectaron 479 casos nuevos en Cataluña (el séptimo más habitual en mujeres), con 277 muertes y un índice de supervivencia a 5 años del 40,5%, según datos del Plan Director de Oncología. El tratamiento es quirúrgico, combinado con quimioterapia.

En el Hospital del Mar, con la puesta en marcha de la Unidad Funcional Multidisciplinaria de Tumores Ginecológicos, se ha establecido un circuito de respuesta rápida para agilizar el diagnóstico y tratamiento de las pacientes en caso de sospecha de cáncer de ovario. Cuando se confirma con una primera valoración ecográfica, el Servicio de Urgencias avisa a la enfermera gestora de casos de la Unidad, que es la encargada de coordinar su valoración mediante una visita conjunta con oncólogos y ginecólogos. En el plazo de una semana, el cas se presenta al comité de tumores para la elección del tratamiento. El Dr. Josep Maria Solé, médico adjunto del Servicio de Ginecología y miembro de la Unidad, explica que así se facilita "centralizar y agilizar la información y la gestión en la figura de la enfermera gestora de casos".

Gracias a este trabajo multidisciplinario, la media de tiempo entre la primera consulta y el primer tratamiento ha pasado de 52 días en el año 2014 a 21 en el 2016. Y el tiempo entre el diagnóstico y el inicio del tratamiento, de 13 a 12 días. Esta experiencia ha permitido, según el Dr. Solé, "acortar el diagnóstico, evitar exploraciones complementarias innecesarias e iniciar de forma precoz los tratamientos".

Enlaces relacionados

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2022 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad