Noticias

20 de febrero de 2015 - Notas de prensa

¿Cómo ha de ser el abordaje del cáncer de mama en la mujer mayor?

¿Cómo ha de ser el abordaje del cáncer de mama en la mujer mayor?

XVIII Jornada sobre el Cáncer de Mama. 100 años del Hospital del Mar, 20 Años de Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama

La población de edad avanzada en Barcelona aumenta. Cada vez la esperanza de vida es más elevada y este aumento también se acompaña de una mejor calidad de vida, en relación a décadas anteriores. En el caso de las mujeres, este aumento aún es más notable. Todo esto está generando cambios importantes en el campo de la salud y, aún más, en el caso del cáncer, una patología que claramente aumenta con la edad.

El próximo viernes 20 de febrero de este año se organiza la XVIII edición de la Jornada sobre el Cáncer de Mama que pondrá el foco, por primera vez, en el abordaje del cáncer de mama en la mujer mayor. ¿Cómo es la atención asistencial de la mujer mayor? ¿Cómo cuidamos a la mujer mayor con cáncer de mama? ¿Hay diferencias en el enfoque de su diagnóstico? ¿El tratamiento oncológico de las mujeres de edad avanzada es el mismo que el de las mujeres de otras edades? ¿Cómo se ha de plantear el abordaje quirúrgico? ¿Y los tratamientos quimio- o radioterápicos? ¿Podemos ofrecerles los tratamientos más agresivos o el remedio será peor que la enfermedad? ¿Cómo actuar en cada caso? ¿Podemos generalizar? ¿Hay que tratar cada caso de manera individualizada o nos podemos plantear protocolos específicos a partir de una edad determinada? En cierta manera, muchas de estas prácticas de individualización ya se hacen, pero no como parte integral del diseño propio de los programas de cribaje sino a criterio de los diferentes profesionales. Pero antes de continuar hay que hacerse la pregunta clave: ¿A qué edad consideramos que una mujer es mayor? ¿Es para todas la misma?

Los 20 años de historia del Programa de cribaje cierran un ciclo completo de 10 campañas de seguimiento a mujeres

Esta Jornada empieza planteando muchas preguntas de la mano de sus coordinadores, los responsables del Programa de Detección precoz del cáncer de mama. Una de las grandes peculiaridades y, al mismo tiempo, valores de esta Jornada es su sólida trayectoria, con 18 ediciones, avaladas por los 20 años del programa. “El programa más antiguo de Detección precoz cierra su primer ciclo completo de seguimiento en cribaje. Hay mujeres que empezaron con 50 años y a las cuales hemos ido haciendo mamografías a lo largo de 20 años”, explica el Dr. Francesc Macià, epidemiólogo del Hospital del Mar y coordinador de la Jornada, y continúa: “En Europa, hay un amplio consenso tanto en relación a la periodicidad de las mamografías de cribaje, cada 2 años, como en relación a qué grupo de edad hay que intervenir: entre los 50 y los 69 años”. Pero, ¿y después de los 69 años? ¿Es necesario continuar el seguimiento de las usuarias que se han adherido a las 10 campañas del Programa de detección precoz durante 20 años de seguimiento? ¿Hay que replantear los diseños actuales? “Ha cambiado el perfil de la mujer mayor”, afirma el Dr. Francesc Macià, “muchas de ellas se sienten jóvenes y sanas hasta edades que antes eran impensables. Quieren hacer cosas por su salud, durante los 20 años de programa se han hecho las revisiones, han participado en el programa de cribaje y se encuentran en plena forma. No entienden que dejemos de seguirlas y que la campaña acabe a los 69 años. "Es que ahora ya nos podemos morir?", preguntan con frecuencia dolidas”.

Éste será el punto de partida de la primera mesa redonda. Desde el Reino Unido, Kath Moser aportará sus datos y experiencia en el cribaje mamográfico y hasta qué edad es necesario seguirlo. La Dra. Moser está liderando un ensayo para estudiar si hay beneficio en mantener el cribaje más allá de los 69 años y aportará sus conclusiones. ¿Es necesaria una individualización de este cribaje? ¿Con qué criterios y con qué pruebas?

Para hacer un diagnóstico también hay diferencias por edad. La Dra. Mercedes Torres hablará de qué pruebas de imagen serán más adecuadas y cómo hay que orientar esta personalización en el diagnóstico, mientras que el Dr. Josep Mª Corominas explicará cuáles son les diferencias entre los tipos de tumores propios de edades más jóvenes o los de la mujer mayor. Las diferencias sin embargo no sólo radican en el diagnóstico sino también en el tratamiento.

¿Cómo ajustar el tratamiento del cáncer de mama a la mujer mayor?

“Hay una preocupación generalizada sobre cómo actuar frente a una mujer mayor con cáncer de mama, porque no hay protocolos específicos”, explica la Dra. Mar Vernet, ginecóloga y coordinadora de la Unidad Funcional de Patología Mamaria del PSMAR. La esperanza de vida aumenta y la incidencia del cáncer de mama se incrementa con la edad, de manera que la incidencia de casos de mujeres mayores con cáncer de mama es un hecho que tiene una clara tendencia al aumento. “Si en el cáncer ya llevamos años promoviendo la máxima individualización de los tratamientos, cada vez más personalizados en función del tipo de tumor y de las características de la paciente, en el caso de la mujer mayor este aspecto tiene una máxima relevancia”, comenta la Dra. Vernet. “En las mujeres mayores se ha pasado de plantear frecuentemente tratamientos casi paliativos a ver mujeres que con 80 años plantean hacerse una reconstrucción mamaria”. Una mujer de 73 años puede estar muy activa, sin ninguna enfermedad, con absoluta independencia y óptima capacidad funcional o puede estar con una capacidad funcional muy disminuida y afectada de múltiples enfermedades. El abordaje terapéutico de estas dos personas de la misma edad no será el mismo. “Es muy difícil encontrar un equilibrio. Encontrar un instrumento para valorar la capacidad funcional y qué afectación de esta capacidad provocaremos con los tratamientos ayudaría a ajustar este delicado equilibrio entre ofrecer las máximas opciones terapéuticas y, al mismo tiempo, cuidar aspectos como minimizar las secuelas estéticas del tratamiento del cáncer, de la cirugía, de los tratamientos sistémicos, de la radioterapia o las repercusiones personales, familiares o psico-sociales de la enfermedad. Todo esto garantizando la máxima calidad de vida y evitando pérdida de funcionalidad en su vida diaria”, prosigue la Dra. Vernet.

Y por otra parte, por ejemplo, ¿hay que aplicar cambios en el plano terapéutico quirúrgico por razón de edad? Éste es el título con que se presentarán los estudios que está recopilando, a modo de revisión, la Dra. Jenna Morgan y que quieren evaluar los beneficios de la hormonoterapia frente a la cirugía. También en el caso de la radioterapia, el Dr. Philip Poortmans hablará de cuál ha de ser el abordaje para la paciente anciana.

100 años del Hospital del Mar, 20 Años de Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama

Es un hecho que es más ventajoso actuar en los estadios iniciales del cáncer de mama que cuando ya está avanzado y éste es el fundamento de la detección precoz de esta enfermedad. La supervivencia de las mujeres con cáncer de mama está mejorando y hay una reducción de la mortalidad anual de un 2,5%. La supervivencia a los 5 años es de un 85% en la población general y del 95%, si el diagnóstico se hace gracias al cribaje.

Desde que, en 1995, el Hospital del Mar puso en marcha un programa de detección precoz de cáncer de mama, se han hecho más de 290.000 mamografías, que han permitido la detección precoz de 1.289 casos de cáncer de mama.

Este sólido programa de detección precoz, el más antiguo existente y que ahora registra ya 20 años de historia, ha permitido hacer un estudio evolutivo del cáncer de mama y obtener datos concretos sobre todos los tipos y subtipos de tumores detectados gracias al cribaje poblacional. Durante los 20 años del Programa, la Jornada Anual sobre Cáncer de Mama ha servido de punto de encuentro de más de 2.000 profesionales especialistas en diferentes ámbitos de la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la evaluación del cáncer de mama y se ha caracterizado por dar la respuesta que se necesita, en la actualidad, a la enfermedad. Al mismo tiempo, esta Jornada siempre ha ido un paso por delante en aquello que posiblemente preocupará en breve a las pacientes, los posibles efectos adversos de la detección precoz, tener hijos después de sufrir un cáncer gracias a la vitrificación de óvulos o el seguimiento de las mujeres supervivientes al cáncer de mama, afortunadamente, cada día, más numerosas.
 

Enlaces relacionados

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2022 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad