Noticias

29 de junio de 2012 - Notas de prensa

Gobernanza y autonomía de gestión a la sanidad pública

Gobernanza y autonomía de gestión a la sanidad pública

Conferencia en ESADE a cargo de Josep M ª Vía, presidente del PSMAR y miembro del Consejo Asesor para la Sostenibilidad y el Progreso del Sistema Sanitario de la Generalitat de Catalunya

El Jueves 28 de Junio ​​de 2012, a las 7 de la tarde Josep Maria Via pronunció en ESADE la conferencia sobre Gobernanza y autonomía de gestión a la sanidad pública centrada en las ideas que encontraréis a continuación.

Recuperar el modelo sanitario catalán

El modelo sanitario catalán se basaba en la racionalidad, en el aprovechamiento de todos los recursos, tanto públicos como privados y en la eficiencia asistencial y económica. Este modelo ha quedado desvirtuado por la "administrativización" de estructuras privadas, con la consecuente pérdida de eficiencia.

Era un modelo que preservaba la separación de funciones de compra de la de provisión realizada por aquellas entidades de diversa titularidad, ahora amenazadas de ser homogeneizadas con el ICS.

La contribución que podemos hacer desde el sector salud a la salida de la crisis y al desarrollo de unos servicios vinculados a los sectores productivos y de innovación, pasa por afianzar los valores que caracterizaron el Modelo Sanitario Catalán. Hay una reforma de la Ley de Ordenación Sanitaria de Cataluña.

Imprescindible reconversión hospitalaria

El incremento de problemas de salud y de dependencia requiere abordar una valiente reconversión hospitalaria. Se trata del principal reto sanitario y de rebote económico fundamentalmente por la flexibilidad y movilidad laboral que requiere.

Tenemos que seguir posponiendo la necesaria reconversión hospitalaria porque parece coto discutir los privilegios del personal funcionario y estatutario?

Se gestionarán alianzas entre sectores asistenciales, tecnológicos, públicos y privados dentro del modelo de utilización publica en Cataluña.

Fomentar el modelo de gestión empresarial a la sanidad pública

Los modelos de gestión de los centros concertados, basados ​​en la contabilidad analítica, balances, cuentas de resultados y vinculación laboral del personal, han demostrado ser más eficientes.

Ya no valen los modelos de gestión actual basados ​​sólo en el gasto histórica, habrá que considerar también la gestión de los ingresos. Esto exige sistemas de contabilidad del sector empresarial, alejados de la contabilidad presupuestaria que, a pesar de permitir controlar el gasto, no garantiza el equilibrio económico en caso de deterioro de los ingresos públicos dentro del mismo ejercicio. Por eso hay la contabilidad financiera. Además, la contabilidad presupuestaria ha transformado el contrato de servicios entre el CatSalut y los proveedores enun sucedáneo.

Hay que apostar por unas empresas públicas y consorcios dotadas de instrumentos empresariales, alejadas de la gestión administrativa y con Órganos de Gobierno fuertes, autónomos y responsables.

Dotar de autonomía de gestión a los consorcios y empresas públicas

La interpretación de la Intervención General de la Generalidad del Sistema Europeo de Contabilidad SEC-95, fue decisiva para limitar la autonomía de gestión de muchos centros concertados, destrozar la capacidad de gobernanza y empujar hacia el modelo ICS al conjunto de Empresas públicas y Consorcios Sanitarios que hasta el momento habían aplicado la fórmula que demostró mejores resultados: la gestión empresarial.

Garantizar la eficiencia y controlar el déficit

Nunca en la historia, nunca en ningún ejercicio, los resultados del ICS, sistema público / público, han sido mejores que los del sector concertado. Por ejemplo, los resultados en términos de productividad estandarizada por facultativo que presentan los centros concertados supera entre el 10% y el 15% a la de los médicos del ICS, que además es un 6% más cara.

El déficit más grande de la historia del sistema sanitario catalán coincidió con la ofensiva intervencionista más grande de la historia de la Generalitat: gasto liquidado respecto a la presupuestada en el 2010 para el Departamento de Salud se desvió en 850 millones de euros aproximadamente. El modelo de control administrativo no sirvió para nada.

Ahora, se dan las condiciones óptimas para gobernar, racionalizar esta situación y recuperar el modelo sanitario catalán, más necesario que nunca, dada la coyuntura económica.

Repensar los modelos de control de la Administración pública

La complejidad del sistema no se puede abordar con los actuales modelos de gestión pública y control. Los concursos públicos con el argumento de concurrencia y transparencia no aportan valor añadido y no son una garantía suficiente.

La Administración debe regular, controlar y velar por la transparencia y buen uso de los recursos públicos. Pero lo que está en cuestión es la forma de hacerlo. Una administración burocrática, ahogada por la intervención previa y el control a posteriori no consigue mejores resultados que la gestión empresarial con autonomía y las auditorías practicadas por empresas independientes.

Utilizar el argumento de la corrupción para intentar destrozar el modelo de autonomía de gestión es tendencioso y no se corresponde con la realidad. La existencia o no de corrupción ni depende del carácter público o privado del sistema sanitario, ni de que el control lo ejerzan funcionarios públicos o auditores privados. Depende del sistema de valores, la seriedad y el rigor de cada sociedad.

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2022 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad