Noticias

28 de diciembre de 2022 - Información general

Proponen estandarizar el seguimiento del paciente hospitalizado que puede empeorar y acabar en la UCI

Proponen estandarizar el seguimiento del paciente hospitalizado que puede empeorar y acabar en la UCI

Un estudio liderado por el jefe de Enfermeras de Práctica Avanzada del Hospital del Mar, Álvaro Clemente, en colaboración con la Sociedad Española de Medicina Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) destaca que los centros hospitalarios españoles se encuentran en un proceso de implementación y adecuación de los estándares internacionales en lo que respecta a monitorización de las personas hospitalizadas para detectar a aquellas que pueden sufrir un empeoramiento súbito y necesitar atención urgente. 

El estudio pone de manifiesto y recalca la importancia de utilizar escalas y herramientas estandarizadas, hecho que permite llevar a cabo comparaciones entre centros y buscar puntos de mejora en las estrategias establecidas en el ámbito nacional. 

En el estudio se objetiva que cada vez son más los centros que adoptan los llamados Equipos de Respuesta Rápida para avanzar en el manejo de los pacientes hospitalizados en riesgo de deterioro clínico, así como la implantación de otras medidas, como son las alertas automáticas para la gestión de estas situaciones.

Los hospitales del Estado están llevando a cabo un importante esfuerzo para alcanzar y adaptar a nuestro contexto los estándares internacionales en el campo de la monitorización de los pacientes ingresados para detectar de forma precoz a aquellos que corren riesgo de empeorar y entrar en parada cardiorespiratoria o necesitar ingresar en una Unidad de Cuidados Intensivos, introduciendo estos conceptos en sus rutinas. Así lo destaca un estudio que acaba de publicar la revista Enviromental Research and Public Health, y que ha liderado Álvaro Clemente, jefe de Enfermeras de Práctica Avanzada de la Dirección Enfermera del Hospital del Mar.

Álvaro_Clemente_Joan_Ramon_Masclans_Desirée_Ruiz_Mapi_Gracia

De izquierda a derecha, Álvaro Clemente, Joan Ramon Masclans, Desirée Ruiz y Mapi Gracia

El trabajo ha contado con el apoyo de la Sociedad Española de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias (SEMICYUC), y ha consistido en un cuestionario enviado a todos los centros hospitalarios con una unidad de cuidados intensivos registrados en esta entidad. Finalmente, han participado en él 62 hospitales de 13 comunidades autónomas, que han respondido preguntas sobre cómo detectan a los pacientes con riesgo de deterioro clínico, como se responde cuando se detectan estos casos y los recursos humanos, materiales y de formación disponibles. También han sido interrogados sobre qué herramientas de trabajo en equipo y de traspaso de la información disponen.

La conclusión es que los centros españoles todavía se encuentran en un proceso de implantación y mejora de estos conceptos. Aunque queda un largo camino por recorrer, como explica el principal autor del trabajo, que destaca que "hemos detectado las áreas en las cuales tenemos que mejorar y evolucionar en el concepto de respuesta rápida ante el deterioro". Y es que la gran mayoría de los hospitales que han participado en el estudio, hasta un 92%, ya disponen de un médico especialista o equipo para responder ante estas situaciones una vez se ha detectado la emergencia y en más de la mitad, el 51,6% hay equipos dedicados a la detección precoz del paciente que sufre riesgo de deterioro clínico.

Falta de estandarización

Uno de los principales problemas detectados en este trabajo es que cada centro trabaja con escalas y sistemas diferentes, hecho que dificulta mucho el establecimiento de estándares y comparativas para buscar puntos de mejora. El estudio refuerza la idea que el control de las constantes vitales no tiene que ser igual para todos los pacientes hospitalizados y se tiene que individualizar en función de su riesgo. En este sentido, es de especial relevancia una correcta medida y registro de las constantes vitales de origen respiratorio, ya que tienen un papel importante a la hora de predecir la evolución clínica de los enfermos. Para facilitar este proceso, cada vez son más los centros que informatizan el control, registro y alerta automática de los parámetros anormales. Así el 19,4% ya utilizó herramientas de alerta precoz o alertas automáticas basadas en estos parámetros para alertar del riesgo de deterioro.

Esto lleva a Álvaro Clemente a destacar que "necesitamos la utilización de herramientas estandarizadas como las escalas de alerta precoz en la detección del riesgo, así como métodos estructurados de respuesta ante este deterioro. También necesitamos medir mejor los indicadores para poder retroalimentar a los mismos equipos y a las instituciones". Si bien en dos de cada tres centros el seguimiento de las constantes vitales se hace en formato papel de forma mayoritaria, cada vez son más los hospitales que optan por herramientas de volcado automático de datos o de alertas inteligentes para riesgo de errores a la hora de trasladar los datos a la historia clínica del paciente.

En este sentido, el presidente de la SEMICYUC y director de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital La Fe de Valencia, el Dr. Álvaro Castellanos Ortega, apunta que "el retraso en el reconocimiento y tratamiento precoz de estos pacientes lleva a un incremento de la mortalidad y de la estancia hospitalaria, complicaciones no previstas o urgentes y de admisiones en las UCI". También hay que destacar que la pandemia de la COVID-19, que ha comportado un incremento de la presión asistencial en estas unidades, que normalmente son las responsables de la implementación de los equipos de respuesta rápida, ha perjudicado al proceso de mejora en este campo puesto en marcha en los últimos años.

Implantación de un equipo de respuesta rápida en el Hospital del Mar

En el marco de las conclusiones del estudio y en la línea de fortalecer la cultura de seguridad, el Servicio de Medicina Intensiva del Hospital del Mar pondrá en marcha un proyecto hospitalario con la implementación de un equipo de respuesta rápida. Un equipo liderado por médico y enfermera del servicio quiere garantizar la asistencia precoz e integral del paciente grave, de forma independiente de su ubicación en el centro. "Este proyecto se fundamenta en la escala adaptada NEWS-Mar integrada en los monitores de constantes de las salas de hospitalización, que en función de un valor calculado automáticamente estratifica la gravedad del paciente con una guía de intervención, sin invalidar otras actuaciones o decisiones", explican Desirée Ruiz, jefa de Unidad de Enfermería de Críticos y Semicríticos, y la Dra. Mapi Gracia, jefa de sección del Servicio de Medicina Intensiva. 

Este proyecto hospitalario multidisciplinario liderado por los profesionales de Medicina Intensiva supone un cambio de paradigma en la atención del paciente potencialmente grave, creando sinergias y alianzas estratégicas. Es mejora su detección precoz y se favorece una respuesta inmediata, incrementando de esta manera la eficiencia de los procesos y la seguridad del paciente.

Artículo de referencia

Clemente Vivancos, Á.; León Castelao, E.; Castellanos Ortega, Á.; Bodi Saera, M.; Gordo Vidal, F.; Martin Delgado, M.C.; Jorge-Soto, C.; Fernandez Mendez, F.; Igeño Cano, J.C.; Trenado Alvarez, J.; Caballero Lopez, J.; Parraga Ramirez, M.J. National Survey: How Do We Approach the Patient at Risk of Clinical Deterioration outside the ICU in the Spanish Context? Int. J. Environ. Res. Public Health 202219, 12627. https://doi.org/10.3390/ijerph191912627

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2023 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad