Noticias

14 de julio de 2022 - Información general

La alteración hepática durante la COVID-19 no provoca daño al hígado durante el seguimiento a los pacientes

La alteración hepática durante la COVID-19 no provoca daño al hígado durante el seguimiento a los pacientes

Lo indica un estudio liderado por el Servicio de Aparato Digestivo del Hospital del Mar. A pesar de que el 70% de los pacientes ingresados por COVID-19 estudiados presentaban alteraciones en determinados indicadores de afectación hepática, esta alteración fue transitoria y sin secuelas posteriores.

La mayor parte de los pacientes ingresados por SARS-CoV-2 presentan alteraciones en las analíticas hepáticas durante el ingreso en el hospital. Pero esto no quiere decir que la infección les vaya a dejar secuelas en este órgano, según un estudio de médicos e investigadores de la sección de Hepatología del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital del Mar y del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM-Hospital del Mar), en el cual también ha participado el Servicio de Patología.

Autores del estudio

El 70% de los pacientes analizados en el estudio, que publica la revista Journal of Viral Hepatitis, presentaban alteraciones en los niveles de transaminasas, un indicador de daño hepático, y de bilirrubina, en diversos grados. En total, se analizaron cerca de 600 personas ingresadas en el Hospital del Mar durante la primera ola de la pandemia. Esta elevación transitoria es un hecho habitual en diferentes infecciones víricas y, normalmente, no genera problemas posteriores. En el caso de la COVID-19, pero, se ha demostrado la presencia de secuelas a otros órganos, como por ejemplo el pulmón o el corazón, y por esto se tenía que descartar también la posibilidad de secuelas en el hígado.

En este estudio, los autores han demostrado que el hecho de presentar alteración de los niveles de transaminasas se relaciona con la gravedad de la infección por SARS-CoV-2 y el uso de determinados fármacos durante la fase aguda, confirmando lo que ya se había demostrado en estudios previos.

La intención del trabajo era ir más allá y analizar si esta alteración comportaba una afectación del hígado durante el seguimiento. En este sentido, los resultados obtenidos indican que presentar esta alteración durante el ingreso hospitalario no se relaciona con la posibilidad de tener una enfermedad hepática, como explica el Dr. Marc Puigvehí, médico adjunto del Servicio de Aparato Digestivo, investigador del IMIM-Hospital del Mar y autor principal del trabajo. "Realmente no hay una secuela a nivel de hígado en estos pacientes, independientemente de si han presentado elevación de transaminasas en el momento del ingreso o no", apunta.

Los investigadores siguieron a los pacientes entre seis meses y un año después del alta hospitalaria para evaluar su estado, sin detectar que se mantuviera la alteración hepática detectada durante el ingreso en el hospital. "Sabemos que la COVID-19 puede afectar al hígado, que el virus tiene capacidad para atacar las células del hígado, pero, a pesar de ello, no es su mecanismo habitual", apunta el Dr. Puigvehí. Es la primera vez que se hace un seguimiento de este tipo a pacientes que han ingresado por COVID-19. Durante este seguimiento, solo un pequeño grupo de enfermedades, alrededor del 10%, presentaba alteraciones de la analítica del hígado. No obstante, esta afección fue independiente del hecho de haber presentado o no alteración de las transaminasas durante el ingreso. En estos casos los investigadores demostraron mediante el uso de técnicas no invasivas y también de biopsia hepática, que se debía a otro factor, independiente de la infección por SARS-CoV-2 como es la presencia de hígado graso, una acumulación de grasa en las células del hígado, que puede derivar, en algunos casos, en una enfermedad crónica más grave.

De hecho, las personas que sufren esta patología tienen los mismos factores de riesgo que las que desarrollaron las formas graves de la COVID-19. Por este motivo, este estudio revela, según la Dra. Lídia Canillas, primera firmante del trabajo, médica adjunta del Servicio de Aparato Digestivo e investigadora del IMIM-Hospital del Mar, una "oportunidad para detectar a estos pacientes, que son obesos, que tienen diabetes, que tienen hipertensión, identificarlos y hacerles un cribado correcto para detectar afectación por hígado graso".

Artículo de referencia

Canillas, L, Broquetas, T, Carrión, JA, et al.. Follow-up evaluation of patients with liver test abnormalities detected during SARS-CoV2 infection. J Viral Hepat. 2022; 00: 1- 12. doi: 10.1111/jvh.13718

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2022 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad