Noticias

25 de mayo de 2022 - Información general

Los ingresos por patologías no-COVID cayeron el 17% durante el primer año de pandemia

Los ingresos por patologías no-COVID cayeron el 17% durante el primer año de pandemia

Los pacientes ingresados por enfermedades no relacionadas con la COVID-19 lo hicieron en una condición más severa, pero, a pesar, no se incrementó la mortalidad respecte a los años anteriores. Lo revela un estudio liderado por el Servicio de Epidemiología y Evaluación del Hospital del Mar, y publicado por el Journal of Clinical Medicine. Ha analizado datos de las más de 40.000 hospitalizaciones no programadas realizadas en el centro entre marzo del 2018 y febrero del 2021. Las restricciones a la movilidad y las dificultades para hacer el seguimiento de los pacientes desde la atención primaria, principales causas de estos datos, según los autores del trabajo.

El primer año de la pandemia de la COVID-19 tuvo un impacto importante en los ingresos en los centros sanitarios por otras patologías. En el caso del Hospital del Mar y del Hospital de l'Esperança, ambos centros del Parc de Salut Mar, el descenso en las hospitalizaciones no programadas por enfermedades diferentes de la provocada por el coronavirus SARS-CoV-2 fue de casi el 17% durante los primeros 12 meses de la pandemia. Como es lógico, este descenso fue más acusado durante el periodo en el cual se aplicaron las medidas de confinamiento más estrictas (marzo-mayo del 2020), llegando al 20%, y menor cuando se levantaron las restricciones, situándose en el 5% (junio-octubre del 2020). Son datos de un estudio que publica el Journal of Clinical Medicine, y que ha liderado el Servicio de Epidemiología y Evaluación del centro, con la colaboración de los servicios de Urgencias, de Cardiología, de Medicina Interna, de Neurología, de Endocrinología y Nutrición y de Neumología, así como investigadores de Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas y del CIBER.

Algunos de los autores del estudio

Además del descenso en el número de ingresos, el nivel de severidad de los pacientes a la llegada al hospital, fue más alto. Es decir, su estado era más grave. A pesar de ello, los indicadores de calidad, como la mortalidad durante el ingreso hospitalario, no registró cambios destacados. Como explica la Dra. Laia Domingo, autora principal del estudio, miembro del Servicio de Epidemiología e investigadora del IMIM-Hospital del Mar, "a pesar de que ingresaron menos pacientes y en peor condición, en los que lo hicieron se pudieron mantener los estándares de calidad asistencial, a pesar de incrementarse las complicaciones durante el ingreso, probablemente a causa de la complejidad más importante de los pacientes". En total, este trabajo ha analizado datos de los 40.000 pacientes ingresados a través del Servicio de Urgencias para patologías diferentes de la COVID-19 entre marzo del 2018 y febrero del 2021. De estos, unos 12.000 corresponden al periodo del primer año de pandemia.

Las patologías más afectadas

El trabajo ha analizado los datos por diferentes patologías para ver cuáles se vieron más afectadas. En este sentido, el descenso fue más considerable en las del sistema respiratorio, en parte a causa de las medidas restrictivas y de protección individual aplicadas en el Estado. En el momento de confinamiento total la caída de los ingresos superó el 30%. Durante el confinamiento parcial (entre octubre del 2020 y febrero del 2021), fue del 44% y durante la desescalada, del 13%. La prohibición de desplazarse también tuvo efecto sobre el número de pacientes que llegaron al hospital por patologías del sistema músculo-esquelético (traumatología), con una caída en los primeros meses del 20%.

En el caso de las enfermedades del sistema circulatorio y del sistema nervioso, el descenso también fue importante, de hasta el 15%. En relación con este dato, la Dra. Domingo destaca que se trata de un grupo de patologías, como los infartos agudos de miocardio o los ictus, que no desaparecieron con la pandemia. "Los pacientes continuaron teniendo estas patologías, pero no llegaron a los centros sanitarios. Esto es un hecho que nos preocupa mucho", añade. Las reticencias de la población a ir a los centros hospitalarios y la disminución de la actividad en la atención primaria explican en parte estos datos.

Po otra parte, un hecho destacable es que, en las enfermedades metabólicas, como la diabetes, se produjo un incremento de los ingresos al acabar la primera ola de la pandemia de hasta el 30%, mientras que, durante los primeros meses, las cifras de ingresos se habían mantenido dentro de los parámetros habituales. Esto apunta, según los autores del trabajo, a una falta de control y seguimiento de estos pacientes que comportó que su estado se descompensase, haciendo necesario ingresar en el hospital. Por este motivo, destacan la importancia del trabajo de la atención primaria en estos perfiles de enfermos. Su papel en el ámbito de la prevención es vital para controlar su estado y evitar la necesidad del ingreso hospitalario o, en caso de producirse, que lo hagan en un estado no tan grave.

En este sentido, la Dra. Isabel Cirera, firmante del trabajo y jefa del Servicio de Urgencias, apunta que "la disminución de patología no COVID-19 durante la primera ola ayudó de forma indirecta a descongestionar los servicios de Urgencias y adaptar prácticamente la totalidad de la asistencia a la patología COVID". El descenso se debió a dos factores, la disminución de ingresos por afecciones consecuencia de la bajada de la actividad y la interacción de las personas, como es el caso de los procesos respiratorios o de los accidentes, y el descenso de las consultas de patologías que, probablemente, se vieron agravadas por la falta de control o por la evolución natural de la misma enfermedad, sin que los pacientes consultasen por el miedo a contagiarse durante la visita al centro sanitario. Esta situación ya no se da en las olas sucesivas, según la Dra. Cirera, que explica que "los servicios de Urgencias han tenido que adaptar espacios y circuitos para atender simultáneamente a pacientes con COVID y sin COVID".

Artículo de referencia

Domingo, L.; Comas, M.; Jansana, A.; Louro, J.; Tizón-Marcos, H.; Cos, M.L.; Roquer, J.; Chillarón, J.J.; Cirera, I.; Pascual-Guàrdia, S.; Sala, M.; Castells, X. Impact of COVID-19 on Hospital Admissions and Healthcare Quality Indicators in Non-COVID Patients: A Retrospective Study of the First COVID-19 Year in a University Hospital in Spain. J. Clin. Med. 202211, 1752. https://doi.org/10.3390/jcm11071752

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2022 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad