Noticias

14 de junio de 2021 - Notas de prensa

Se retoma la ampliación del Hospital del Mar

Se retoma la ampliación del Hospital del Mar

El conseller de Salut, la alcaldesa de Barcelona, el presidente del Consejo Rector del Parc de Salut Mar, Joan Puigdollers, y la gerente del PSMAR, Olga Pané, han presentado el inicio de las obras de la segunda fase del proyecto de ampliación del Hos

El centro inicia este mes de junio un proyecto de transformación, física, tecnológica y de funcionamiento, con la mirada puesta en el año 2030. Aprovechando las oportunidades que brindarán las obras, el Hospital del Mar emprenderá un ambicioso proceso de transformación digital, incorporando tecnología 5G, quirófanos híbridos, reconocimiento facial, inteligencia artificial y el internet de las cosas, entre otras novedades. Esta nova fase ha sido diseñada teniendo en cuenta las necesidades detectadas durante la gestión de la epidemia de la COVID-19. Se instalarán cubiertas vegetales de 2.700 m2 de superficie que permitirán reducir la huella de carbono del edificio, placas fotovoltaicas para generar electricidad para cubrir el consumo propio, iluminación LED de alto rendimiento y se construirá una doble piel en la fachada para aprovechar la luz natural. El nuevo edificio tendrá una superficie de 22.500 m2, con un presupuesto total de cerca de 150 millones de euros. El proyecto ha sido presentado a las ayudas del fondo Next Generation de la Unión Europea y, a la espera de su resolución, la Generalitat y el Ayuntamiento anticipan la financiación necesaria para iniciar las obras.

El Hospital del Mar pone en marcha su transformación con la mirada puesta en el año 2030, con un ambicioso proyecto integral que incluye la realización de las obras de construcción de la segunda fase de la ampliación del centro. Ya se han iniciado los trabajos previos al inicio de la construcción del nuevo edificio, que se construirá sobre parte del actual solar donde se sitúa el centro y que significará derribo de los antiguos pabellones, construidos entre 1914 y el 1929 y remodelados en los años noventa del siglo pasado. Se prevé que podrá entrar en servicio a mediados del año 2024. Una obra de gran complejidad que obligará a realizar un esfuerzo de organización de los profesionales y que permitirá al Hospital del Mar hacer un decidido salto adelante para situarse a la cabeza de la transformación digital y aprovechar todas las posibilidades que la tecnología ofrece para acercar los servicios sanitarios a la ciudadanía y convertirse en un polo de conocimiento y de atracción de talento.

Este ambicioso proyecto ha sido presentado por el conseller de Salut, Josep Maria Argimon, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un acto en el mismo centro con el presidente del Consejo Rector del Parc de Salut Mar, Joan Puigdollers, que ha destacado que "hoy es un gran día, para el recuerdo, para los agradecimientos y para la esperanza", i la gerente del centro, Olga Pané. Para el conseller de Salut, Josep Maria Argimon, el día de hoy es "muy importante" para el Hospital del Mar, para la ciudada de Barcelona, especialmente para Sant Martí y Ciutat Vella, y para Cataluña, en tanto que centro referente en el país. "Lo que presentamos no es solo un proyecto donde ponemos camas, metros construidos y quirófanos: también se acompaña de elementos de sostenibilidad, de proporcionar salud más allá de los servicios sanitarios, y adaptados a las nuevas necesidades", ha dicho Argimon, para quien la pandemia ha dejado lecciones que se están asumiendo e incorporando, como la atención comunitaria, la integración de los hospitales con la atención primaria, la transformación digital, y el uso de datos para atender de forma más personalizada. "Invertir en el Hospital del Mar es invertir en salud, e invertir en salud es hacerlo en un pilar clave como la cohesión social. Necesitamos un sistema sanitario fortalecido que llegue a todas partes y a todo el mundo, porque hacerlo genera riqueza, un valor añadido que acaba volviendo a la ciudadanía", ha concluido el nuevo titular de Salut. En este sentido, la alcaldesa Colau, ha apuntado que "dentro de la estrategia de reforzar los recursos de salud, no olvidemos que la red hospitalaria es imprescindible, pero también la primaria, porque es la primera pieza de la prevención y de la proximidad, por lo tanto, hay que reforzarlo todo, i dentro de esto, el proyecto que estaba en marcha de ampliación del Hospital del Mar es uno de los más importantes que hay en la ciudad". Por este motivo, "estamos muy satisfechos de seguir aportando a él, en esta fase son ya más de cuatro millones de euros, porque entendemos que este proceso de ampliación tiene que seguir a buen ritmo. En este sentido, en relación con los fondos Next Generation de la Unión Europea, tenemos el acuerdo con la Generalitat porque este sea uno de los proyectos prioritarios". La alcaldesa ha añadido que "estamos hablando de una ampliación no solo de metros cuadrados, sino que está a la altura de una ciudad como Barcelona en pleno siglo XXI, un proyecto moderno, que incorpora la tecnología, la eficiencia energética, la sostenibilidad, pero también esta idea de proximidad y de humanización del espacio hospitalario".

Hospital 2030

Las obras se insertan en un ambicioso proyecto para relanzar el Hospital del Mar con la vista puesta en el año 2030. Esto implica la potenciación de las nuevas tecnologías, la transformación digital y su aplicación al entorno hospitalario con una osada apuesta consensuada tanto con los mismos profesionales como con los pacientes y sus familias, a través de diversos procesos de co-creación.

Los trabajos tienen un presupuesto total de 147 millones de euros, incluida la puesta en marcha del nuevo edificio. El proyecto puede ser uno de los beneficiarios de los fondos Next Generation anunciados por la Unión Europea, como ha destacado la gerente del Parc de Salut Mar, la Dra. Olga Pané."Venimos de una epidemia y otra epidemia nos puede ayudar a mejorar y a hacer un salto cualitativo extraordinario. Somos el único hospital con un proyecto en condiciones de realizarse. Y lo tenemos cuantificado, en el momento que Europa, el Estado y Catalunya tienen que sus inversiones prioritarias tienen que ser en el ámbito de la salud. Tenemos que ser capaces de demostrar que, a parte de necesitar este nuevo hospital para atender a los pacientes, también tiene que servir para innovar en sistemas, en materiales, en tecnologías. Este edificio tiene que permitir aflorar todos los elementos que harán sostenible y pionero este Hospital", ha explicado. "Un Hospital es un instrumento de bienestar para diversas generaciones. Nosotros moralmente tenemos que dejar a nuestros hijos y nietos unos servicios públicos mejores todavía que los que recibimos. Le pedimos mucho a las generaciones futuras y son muy importantes los retos a los cuales tendrán que hacer frente", ha añadido. A la espera de la resolución de los fondos Next Generation y, para poder empezar las obras, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona han anticipado la financiación necesaria para el proyecto ejecutivo, que ha costado 2,5 millones de euros, y para la primera parte de esta nueva fase de transformación, con un coste de 11,4 millones de euros.

El Hospital que Barcelona necesita

El nuevo edificio, que sumará 22.500 m2, permitirá que el Hospital del Mar llegue a los 83.500 m2 (ahora ocupa 61.000 m2 de superficie) y resolverá algunos de los problemas de espacio actuales. De esta manera, se podrán unificar las urgencias del centro en la misma ubicación. A la vez, se construirán seis nuevas plantas de hospitalización con las cuales el nuevo edificio ganará 75 camas. También se incrementará el número de quirófanos, con cuatro nuevos, preparados para atender intervenciones de gran complejidad y uno de ellos equipado con equipos de TC (Tomografía Computada) y resonancia magnética, con instalaciones preparadas para las necesidades de la cirugía robótica, con herramientas de realidad virtual y realidad aumentada para ayudar a la preparación de las cirugías y para guiar a los cirujanos durante las intervenciones. También se creará un área de preingreso que estará directamente en el bloque quirúrgico para permitir la llegada y el acompañamiento de los pacientes por parte de su familia. Se dispondrá de 18 camas en una nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), ampliando hasta 36 camas la capacidad de atención al enfermo crítico. La UCI, conectada de forma directa con el nuevo bloque quirúrgico y la unidad de reanimación, facilitará el seguimiento y el traslado de los enfermos. El nuevo edificio dispondrá de un helipuerto, que permitirá atender a pacientes graves susceptibles de atención altamente especializada.

Todo ello tendrá en cuenta las conclusiones del innovador proceso de co-creación puesto en marcha por el Servicio de Atención al Ciudadano para definir con pacientes, familiares y profesionales cómo tiene que ser el futuro hospital, un proceso del cual surgieron más de 300 propuestas. En este sentido, se han incorporado baños en las plantas de hospitalización para los familiares, así como espacios de encuentro y reunión con más intimidad, la substitución de las televisiones de las habitaciones per tabletas móviles y cambios en el mobiliario para acercar los armarios con las posesiones de los pacientes a la cama. A la vez, se crea una nueva área maternoinfantil, donde se dispondrá de habitaciones individuales para preservar la intimidad de las familias y de los recién nacidos. En este sentido, las unidades de hospitalización han sido diseñadas como islas, en las cuales el paciente encontrará todo lo que necesita.

A la vez, las obras permitirán acercar los servicios a los vecinos de los barrios de Ciutat Vella y Sant Martí, así el traslado del Servicio de Oftalmología, situado ahora en el Hospital de l'Esperança, creará un verdadero instituto oftalmológico de 1.000 m2 y acercará su cartera de servicios al territorio de referencia.

Una ampliación adaptada a las lecciones de la COVID-19

La ampliación del Hospital del Mar tendrá en cuenta las necesidades detectadas durante la gestión de la COVID-19. Los arquitectos encargados de la redacción del proyecto ejecutivo, los despachos barceloneses Pinearq y Brullet-De-Luna han trabajado incorporando criterios de  flexibilidad y adaptación de los espacios, separación de circuitos y para garantizar la resiliencia necesaria de los espacios que ha puesto de relieve la reciente crisis sanitaria. Durante el pico de la epidemia, el centro amplió su capacidad en cerca de 400 camas para hacer frente al incremento de pacientes atendidos por la epidemia.

La COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de ampliar la capacidad de hospitalización y de cuidados intensivos en un tiempo muy corto. Un edificio más flexible, con más capacidad y adaptable para transformarse en un hospital centrado en el tratamiento de pacientes afectados por una patología con alto riesgo de contagio, como la COVID-19. "Las plantas de hospitalización estarán pensadas con circuitos separados limpios y sucios, ascensores de entrada y de salida, con zonas donde los profesionales se puedan cambiar, que permitan gestionar los residuos y aislar las diferentes zonas sin hacer obras", explica la Directora de Servicios Generales e Infraestructuras del Hospital del Mar, Elisabet Izquierdo.

Proceso de transformación digital

El nuevo hospital apostará por mantener el contacto con los pacientes a través de aplicaciones móviles y la potenciación de la videoconsulta, un formato que ha tenido una buena aceptación por parte de los usuarios, que la puntúan con un 8 sobre 10 y que en casi dos de cada tres casos aseguran volverían a visitarse de forma telemática.

A la vez, la tecnología 5G permitirá potenciar las conexiones, tanto internas como externas con otros hospitales. También permitirá realizar cirugías en directo y controladas a distancia con la participación de los expertos más destacados del mundo y facilitará la telemedicina y las teleconsultas con imagen de alta calidad en tiempo real, así como convertir cualquier habitación en una UCI, con el control de los datos del paciente desde la Unidad de Cuidados Intensivos. Se utilizará un innovador sistema que combinará esta tecnología con la gestión de datos y la tecnología de reconocimiento facial para optimizar el tiempo de las visitas, guiando a los pacientes y visitantes por el interior de 'hospital y generando avisos del orden de entrada y los tiempos de espera. Esto permitirá sincronizar la agenda de visitas de los pacientes con su ubicación a tiempo real y la rede de transporte público para ofrecerles el mejor itinerario para llegar al centro.

La atención al paciente oncológico también se potencia con la reciente incorporación de dos nuevos equipos de TC (Tomografía Computada) y de un nuevo equipo de PET/TAC (tomografía por emisión de positrones) para mejorar la capacidad diagnóstica en esta patología.

También se implementará tecnología que permitirá ofrecer al paciente ingresado una experiencia personalizada a pie de cama, con tabletas que harán una doble función. Serán puntos de acceso a la información clínica para los profesionales sanitarios y, a la vez, darán acceso a contenidos personalizados para ayudar al proceso de recuperación del enfermo, de manejo de la enfermedad y para incrementar su autonomía. Otros aspectos incorporados pensando en el bienestar de las personas ingresadas son la iluminación circadiana, adaptada a los ciclos de día y noche, en los puntos sin iluminación natural, así como la domótica aplicada a las habitaciones, hecho que permitirá controlar con la voz aspectos como la iluminación o la temperatura. El nuevo edificio también contará con diversas cubiertas vegetales y terrazas, destinadas a convertirse en puntos de encuentro y de relajación tanto de los profesionales como de los pacientes y familiares.

La investigación, concentrada en  el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas, también será uno de los ejes de actuación de la institución. Una investigación focalizada en la atención asistencial y en la internacionalización, con la suma con instituciones de fuera del Estado. La alianza con la Universitat Pompeu Fabra para desarrollar ya a partir de setiembre el nuevo grado de Medicina en el Hospital del Mar es una gran oportunidad de crecimiento para el  centro que además se vinculará al nuevo clúster de la Ciutadella del Coneixement.

También se robotizará el Servicio de Farmacia, hecho que facilitará el control de la medicación, su trazabilidad e incrementará la seguridad de los tratamientos. El Servicio de Patología se transformará y digitalizará con la incorporación de la tecnología más avanzada para potenciar la medicina de precisión. Un proceso asistido por herramientas de inteligencia artificial para lograr un diagnóstico integrado morfológico y molecular con la máxima información pronóstica de cada paciente.

Por todo ello, el futuro Hospital del Mar confía en convertirse en un polo de atracción de talento, no solo sanitario. Un hospital magnético, donde profesionales de diferentes formaciones trabajen codo con codo para aprovechar y desarrollar sus potencialidades y las del centro.

Un hospital medioambientalmente sostenible

La construcción también tendrá en cuenta la sostenibilidad y se apostará por la reducción de los residuos generados, así como el ahorro energético y de consumos una vez se ponga en servicio el edificio, concebido para ser 100% respetuoso con el medio ambiente. Se instalarán placas fotovoltaicas en la cubierta para generar electricidad para cubrir el consumo propio y se continuará apostando por la red de distribución de agua calienta sanitaria y de climatización Districlima, que ya ha logrado un ahorro del 41% en las emisiones de CO2 por m2 del Hospital del Mar. La iluminación LED de alto rendimiento y otras aplicaciones para el control de la luz y de la climatización, incluso en los ascensores, sumado a la construcción de una doble piel en la fachada con lamas de protección solar, adecuadas a la orientación para aprovechar la luz natural y minimizar el calor, reforzando la ventilación interior cruzada con patios interiores que también darán acceso a las plantas a la luz exterior en todo el edificio, facilitarán estos ahorros.

Las terrazas tendrán cubiertas vegetales, de 2.700 m2 de superficie, permitirán reducir la huella de carbono del edificio en 2.169 toneladas de CO2 al año, generando frescor y sombras y evitando el efecto isla de calor dispersándolo, a parte de la creación de jardines terapéuticos para los pacientes. También se aprovecharán las aguas de la lluvia y se utilizarán materiales de construcción de proximidad, así como madera certificada. Albert Pineda, arquitecto que lidera el despacho Pinearq, ha querido destacar que se trata "de un edificio en el cual la luz natural será protagonista, así como la relación con los espacios exteriores ajardinados de las cubiertas y las vistes del mar". Todo ello controlado gracias a un sistema de sensores, que, gracias al internet de las cosas, recogerá tota clase de datos sobre consumos o contaminación ambiental en tiempo real.

El proyecto ha sido diseñado con un sistema de modelaje tridimensional u dinámico de los espacios y las instalaciones (Building Information Modeling, BIM) y se ha introducido una cuarta dimensión, para controlar que se respeten los plazos de construcción acordados. A la vez, se dispondrá de un gemelo digital del edificio para realizar en él simulaciones de las diferentes soluciones aplicadas o en estudio.

La primera actuación de las obras, de inicio inminente, es la construcción de una nueva zona de vestuarios para los profesionales, ganando superficie, que se doblará hasta los 2.000 m2, y permitiendo la instalación de 2.582 taquillas, así como nuevas instalaciones para los profesionales.

La construcción de la segunda fase del proyecto de ampliación obligará a ejecutar un trabajo de ingeniería y coordinación de alto nivel, ya que comporta una primera intervención de derribo de parte de los pabellones existentes, antes de poder iniciar la nueva edificación. Todas estas obras convivirán con la actividad del hospital. Esto hará que haya que trasladar parte de la actividad desde su ubicación actual y reubicarla dentro del mismo Hospital del Mar o en el Hospital de l'Esperança y el Centre Fòrum del Hospital del Mar.

Finalizar el proceso de ampliación

Cuando se acabe la construcción del segundo edificio, todavía quedará una última fase de obras para completar totalmente el proyecto de ampliación, que permitirá que el Hospital del Mar llegue a los 103.500 m2 de superficie El futuro Hospital del Mar dispondrá de 544 camas de hospitalización convencional, más de 150 que las actuales, a las cuales habrá que añadir 14 puntos de hospitalización de neonatología y 54 de crítico y semicríticos. También habrá 24 quirófanos y se ampliará el espacio para algunos servicios de apoyo, com Anatomía Patológica o Farmacia. Con estos nuevos equipamientos se paliarán, en parte, las carencias que afectan al centro, que en estos momentos es el que dispone de menos camas de agudos por cada 10.000 personas entre los grandes centros de Barcelona (14 camas por cada 10.000 personas, ante las 20 de media en Barcelona), a pesar de atender al 19% de la población de la ciudad (más de 320.000 personas).

Enlaces relacionados

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2022 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad