Noticias

29 de junio de 2020 - Información general

Humanizando la cirugía pediátrica

Humanizando la cirugía pediátrica

El retorno de la actividad de cirugía pediátrica después del pico de la epidemia de la COVID-19 ha permitido poner en marcha un nuevo programa de humanización. Des del inicio del mes de junio, todos los pacientes menores de edad pueden entrar al quirófano acompañados por uno de sus progenitores, una iniciativa que busca reducir el estrés y la angustia ante el proceso quirúrgico tanto del menor como de sus familiares.

El Hospital del Mar ha apostado por llevar su política de humanización de los cuidados también a la cirugía pediátrica. Por este motivo, una vez superado el pico de la epidemia de la COVID-19 y con el retorno de la actividad quirúrgica habitual, se ha puesto en marcha una nueva iniciativa que permite a la madre o al padre de los niños que tienen que ser operados acompañarlos hasta el quirófano. De esta manera, se consigue reducir la angustia y el estrés del paciente y de las familias, así como minimizar la necesidad de sedación previa de los pequeños.

Cirurgia_pediàtrica

Miembros del equipo de cirugía pediátrica

Para hacerlo posible se ha redactado un nuevo circuito que habilita la presencia de uno de los progenitores, así como la adquisición de unos vestidos de protección que facilitan que lo puedan hacer sin poner en riesgo la asepsia de los quirófanos. "Se trata de mejorar la calidad del proceso, dejando entrar a uno de los padres hasta que el niño está dormido, así como acompañarle cuando se despierta en la Unidad de Reanimación Postquirúrgica", explica Esperanza Herranz, jefa de Unida del Bloque Quirúrgico y Reanimación.

Acompañamiento en todo momento

El padre o la madre están en todo momento con el pequeño o la pequeña. Solo salen del quirófano cuando se procede a la inducción anestésica y se les avisa por SMS antes que se despierten, para que puedan acompañar al niño a la Unidad de Reanimación Postanestésica durante la recuperación postquirúrgica.

Cirurgia_pediàtrica

"Que el niño o niña se sienta acompañado por los padres en un entorno extraño, con gente desconocida y mientras se le hacen procedimientos que puede considerar invasivos y amenazadores, hace que el niño se muestre más tranquilo y confiado, pudiendo reducir así la premedicación ansiolítica, realizar una inducción más suave y tener una recuperación más favorable", explica la Dra. Bea Fort, médica adjunta del Servicio de Anestesiología y Reanimación. A la vez "para los padres permite establecer una relación de confianza con el entorno sanitario que atiende al niño, y sienten así que participan hasta cierto punto en el proceso".

Cirurgia_pediàtrica

El Hospital del Mar es el segundo centro de Cataluña que aplica iniciativas de este tipo en pacientes pediátricos. La Dra. Maria Ángeles López Vilchez, jefa del Servicio de Pediatría, ha apuntado que "hemos apostado por esta iniciativa, dado que queremos que nuestros niños y niñas se sientan como en su casa en todo momento, buscando así una mayor humanización del proceso hospitalario pediátrico".

La cirugía pediátrica de baja complejidad se retomó a mediados del mes de noviembre del 2019. Hasta el año 2013 había sido una actividad habitual en el Hospital el Mar. Des de entonces, se han realizado 25 intervenciones quirúrgicas que aumentarán en los próximos meses dado que se han ampliado los días de quirófano. El centro se prepara para incrementar, todavía más, este número una vez se tenga lista la segunda fase del proyecto de ampliación del Hospital, que contempla la creación de cuatro nuevos quirófanos de alta complejidad, con equipamientos para realización de TC y resonancias magnéticas en el mismo quirófano, así como la habilitación de una nueva área destinada en exclusiva para la mujer y los niños, que incluirá 18 camas de hospitalización pediátrica y 15 de neonatología.

© 2006 - 2020 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad