Noticias

11 de marzo de 2020 - Información general

Paremos el delírium antes que empiece

Paremos el delírium antes que empiece

El Servicio de Geriatría se suma de nuevo al Día Mundial del Delírium, una iniciativa que busca visualizar esta patología y que se celebra este 11 de marzo. Este año, esta cita, promovida por la International Federation of Delirium Societies, se centra en su prevención.

El delírium puede afectar a cualquier persona. Se calcula que el 25% de los pacientes de edad avanzada ingresados en el hospital lo pueden sufrir, así como la mitad de los pacientes quirúrgicos y 3 de cada 4 persones ingresadas en una Unidad de Cuidados Intensivos. Se trata de un deterioro rápido de la función cognitiva, caracterizado por la dificultad en la capacidad de concentración, desorientación, somnolencia, agitación y, a veces, alucinaciones o ideas delirantes.

Dia_Delirium_2020

Miembros del Servicio de Geriatría, sumando contra el Delirium

El 11 de marzo, la International Federation of Delirium Societies (formada por la European Delirium Association, la Australasian Delirium Association y la American Delirium Society), organizan el Día Mundial del Delírium, con el objetivo de concienciar sobre esta patología. Este año, la celebración se centra en su prevención. Por este motivo, el Servicio de Geriatría se ha sumado de nuevo a la iniciativa y sus miembros se han convertido en superhéroes contra el delírium.

Dia_Delirium_2020

Una enfermedad diferente de la demencia

El delírium puede tener diversos orígenes. Enfermedades agudas, lesiones traumáticas, cirugías o por efectos de medicaciones. Se trata de una patología diferente de la demencia, que es una enfermedad de desarrollo más lento. Además, los pacientes que sufren delírium acostumbran a tener una recuperación rápida.

La prevención de estos episodios es importante, ya que, incluso en casos de corta duración, puede dificultar la recuperación de la enfermedad aguda, provocando la institucionalización del paciente, la aparición de demencia y mortalidad. Además, también afecta a las familias y cuidadores, convirtiéndose en una fuente de estrés y sobrecarga. El tratamiento del delírium pasa por una detección precoz, hecho que muchas veces no pasa. Las medidas a tomar son detectar y tratar de forma precoz las enfermedades intercurrentes y ajustar los fármacos que lo pueden haber provocado, así como implementar medidas no farmacológicas y tratamientos farmacológicos en casos de sintomatología psicótica disruptiva.

Las medidas de prevención y para favorecer la recuperación que se recomiendan son:

  • El uso de las gafas y los audífonos por parte de los pacientes.
  • Evitar pasar demasiado tiempo en la cama y estimular la movilización.
  • Medidas de reorientación.
  • Acompañar, estimular y distraer al enfermo.
  • Hablar tranquilamente, mantener la calma sin contradecir durante el delirio.
  • Mantener un entorno tranquilo, agradable y con iluminación de acuerdo a la hora del día.
  • Favorecer el descanso nocturno.
  • Asegurar la eliminación de la orina y de las heces, así como la hidratación y alimentación adecuadas.

© 2006 - 2020 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad