Noticias

7 de octubre de 2011 - Notas de prensa

¿Iniciar el cribado antes de los 50 años disminuye la mortalidad por cáncer de mama?

¿Iniciar el cribado antes de los 50 años disminuye la mortalidad por cáncer de mama?

La XV Jornada sobre el Cáncer de Mama tratará, ampliamente y de forma monográfica, el cáncer de mama en mujeres jóvenes (antes de los 50 años). Mañana viernes 7 de Octubre, el Hospital del Mar organiza un año más esta Jornada de referencia coordinada por el Dr. Francesc Macià, responsable de los programas de Cribado de Cáncer de Mama y de Cáncer de Colon. Uno de los temas de mayor repercusión social que se planteará es la existente controversia en cuanto a la eficacia del cribado del cáncer de mama en mujeres de 40 a 49 años.

Los programas poblacionales no se dirigen a este grupo de edad, pero, sin embargo, muchas mujeres se hacen mamografías antes de los 50 años aunque su utilidad no está demostrada. Las mesas redondas de esta edición están orientadas a dar respuesta a estas dificultades para los profesionales que las tratan: cribado, epidemiología, radiología, calidad de vida y fertilidad y embarazo.

La prevalencia en Cataluña del Cáncer de Mama se calcula en más de 50.000 mujeres. "La supervivencia de estas pacientes está mejorando cada día, con una reducción de la mortalidad anual de un 2,5% y lográndose una supervivencia a los 5 años de un 85% en la población general y de un 90% si el diagnóstico se hace gracias al cribado, cifra más elevada que la media europea ", explica el Dr. Francesc Macià, uno de los coordinadores de la Jornada. Estas cifras de supervivencia son realmente optimistas, aunque, desgraciadamente, todavía hay enfermas que recaen más allá de los 5 años. La mejora en las cifras que tenemos se produce gracias tanto al impacto de los programas de detección precoz como a las terapias utilizadas, de mayor aplicación y optimización cada día. En Europa, hay un amplio consenso tanto en la periodicidad como en relación al grupo de edad a intervenir: mamografía cada dos años y entre los 50 y los 69 años.

La Jornada de este año se inaugurará con la conferencia de la Dra. Mireille Broeders, de la Universidad de Nijmegen (Holanda), coautora de las Guías Europeas de Calidad del Cribado de cáncer de mama, que hablará sobre "La eficacia del cribado en el grupo de edad de 40-49 años". Aunque el diagnóstico precoz es una de las claves para el tratamiento y curación del cáncer de mama, existen diferentes controversias en cuanto a la recomendación de la edad inicial de cribado. No está demostrado que a partir de los 40 años la eficacia del diagnóstico sea superior. Hay varias causas para ello: se producen menos casos (sólo un 25% del total de mujeres con cáncer de mama están en este rango de edad), el diagnóstico es más complejo (por ej., la mama es más densa) y los tumores son más agresivos, por lo que la eficacia del diagnóstico precoz no está claro que suponga un beneficio. La Dra. Broeders presentará una revisión de los estudios más recientes sobre el cribado en mujeres jóvenes, tema que se complementará con otras investigaciones similares que han desarrollado médicos del Hospital del Mar. Así, el Dr. Xavier Castells hablará de los "Efectos adversos del cribado en mujeres jóvenes" (estudio RAFP), un estudio que coordina y que se basa en la información de 1.600.000 mujeres Españolas.

Tener hijos después de un cáncer

La segunda mesa redonda abordará el tema de la fertilidad, el embarazo y el cáncer de mama ya que las dificultades de fertilidad después de tratamientos quimioterápicos es uno de los temores de las mujeres que los sufren en edad fértil. El Dr. Miguel Ángel Checa, del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital del Mar hablará de "La fertilidad en mujeres jóvenes después de un cáncer de mama".

Desde hace muy pocos años, se opta por la vitrificación, una técnica que permite que, al congelarse, los óvulos tengan una mayor supervivencia (cerca del 90%) y sufran daños muy menores, aumentando las posibilidades de fecundación y embarazo. "En el Hospital del Mar, hace casi dos años que, la posibilidad de preservar la fertilidad cuando se diagnostica un cáncer en una mujer en edad fértil se ofrece de rutina", explica el Dr. Miguel Ángel Checa, Jefe de la Unidad de Reproducción Humana del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital del Mar "Cuando se diagnostica un tumor que implique tratamiento quimio o radioterápico se pone en marcha un protocolo y a esta mujer, inmediatamente, se le programa visita con esta Unidad, de forma que pueda iniciar el tratamiento o la preparación para la técnica entre 1 y 5 días después del diagnóstico y previamente a cualquier tratamiento, pero sin retrasarlo. Se prepara el ovario de esta mujer para que se le pueda hacer la extracción de los óvulos en el mismo momento en que se la opera del tumor, para evitar una segunda cirugía y molestias innecesarias, en un momento tan delicado", aclara el Dr. Checa.

El cáncer de mama, supone una dificultad añadida a la extracción de óvulos ya que se trata, a diferencia de otros tumores, de un cáncer hormodependiente. Para conseguir una estimulación del ovario adecuada y la posterior extracción de ovocitos se deben administrar, a la paciente, tratamientos hormonales que, en el caso del cáncer de mama, deben garantizar la seguridad y sobre todo ni empeorar el pronóstico del tumor, ni disminuir las posibilidades de curación ni aumentar las recaídas. Con esta orientación, el Dr. Checa presentará en esta Jornada los resultados de un estudio realizado por el Departamento de Reproducción del Hospital del Mar, Universidad Autónoma de Barcelona y el Centro de Infertilidad y Reproducción Humana (CIRH). El estudio aprobó la administración de letrozol, un inhibidor de la aromatasa administrado a algunas pacientes con cáncer de mama para utilizarlo de forma combinada con una pauta modificada de estimulación ovárica. "Este estudio muestra que las mujeres afectadas por un cáncer de mama para las que se utiliza este protocolo reducen significativamente los niveles de estradiol con respecto a los cánceres no dependientes de hormonas, mientras que los resultados obtenidos en relación a la extracción de ovocitos son similares a los ciclos de esta técnica estándar en pacientes sin cáncer ", explica el Dr. Checa,"y, lo más importante, no aumentaron las tasas de recurrencia del cáncer de mama".

El Hospital del Mar ya hace casi dos años que es el centro catalán de titularidad pública que más experiencia acumula en vitrificación de ovocitos de mujeres con cáncer. Ya se han acogido a este programa de preservación de la fertilidad mujeres afectadas de cáncer de mama, colon, linfomas, y mujeres con enfermedades reumatológicas que tienen que hacer tratamientos agresivos.

También en esta mesa el Dr. Octavio Córdoba, del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Vall d'Hebrón, hablará de "El embarazo después de un tratamiento de cáncer de mama" y la Dra. Mireia Margelí, del Instituto Catalán de Oncología (ICO) hablará de "Tratamiento adyuvante en mujeres premenopáusicas".

El cáncer de mama y su cara más humana

Este año como novedad se incorporará el testimonio de profesionales que si bien hablarán de su experiencia en el tratamiento de personas afectadas por un cáncer de mama, también abordarán el tema desde la propia experiencia. La Técnica de radiología del Hospital del Mar, Belén Ejarque, hablará de "La experiencia de un profesional sanitario en el papel de enfermo de cáncer de mama", y comentará la etapa de su vida en que luchó contra un cáncer de mama, tratando aspectos relacionados con la calidad de vida de las mujeres en primera persona. Asimismo, también se hablará del "Impacto del diagnóstico de cáncer de mama en mujeres jóvenes con hijos". Estas dos intervenciones buscan incorporar una visión más humana de esta enfermedad como un elemento de mejora en el diagnóstico, tratamiento y trato de las pacientes.

Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama: Jornada de referencia y el registro más antiguo y consolidado del país

El sólido Programa de Detección Precoz, el más antiguo existente y que este año registra ya 16 años de historia, ha permitido hacer un estudio evolutivo del cáncer de mama y obtener datos concretos sobre todos los tipos y subtipos de tumores detectados gracias al cribado poblacional y ha permitido proponer estudios epidemiológicos muy reconocidos. Durante quince años, la Jornada Anual del Cáncer de Mama ha servido para el encuentro de más de 2.000 profesionales especialistas en diferentes ámbitos de la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la evaluación del cáncer de mama.

La detección precoz del cáncer de mama se basa en el hecho de que es más ventajoso actuar en los estadios preclínicos de esta enfermedad que cuando ya está clínicamente establecida. Desde que en 1995 el Hospital del Mar puso en marcha un programa de detección precoz de cáncer de mama, se han hecho más de 230.000 mamografías, que han permitido la detección precoz de más de 1.000 casos de cáncer de mama.

Unidad Funcional de Patología Mamaria

El Hospital del Mar fue uno de los primeros centros de Cataluña que creó una Unidad que abarca desde el diagnóstico precoz -con el programa más consolidado y con más años de registro- hasta la reconstrucción mamaria después de una cirugía por cáncer. La Unidad comprende todos los especialistas implicados en el diagnóstico -radiólogos, ginecólogos y patólogos-, el tratamiento quirúrgico y oncológico, la rehabilitación, enfermeras gestoras de casos y una importante línea de investigación. Esta investigación, pionera en campos como la detección de marcadores de respuesta al tratamiento, tiene como objetivo optimizar los tratamientos desde el inicio y evitar tratamientos ineficaces con múltiples efectos secundarios, avanzando cada día más hacia los tratamientos a la carta que conlleva una medicina personalizada de alta calidad técnica y humana.

Actualmente, se está trabajando en un ambicioso proyecto de investigación sobre el cáncer triple negativo con el objetivo de identificar nuevas dianas terapéuticas y biomarcadores sensibles a la quimioterapia. El triple negativo es una variedad de cáncer de mama con características clínicas y patológicas peculiares que representa un problema clínico relevante, afecta a un 20% de las mujeres con cáncer de mama, especialmente a las más jóvenes . Este tipo de tumor, al no disponer de receptores hormonales (Receptor Estrógeno y receptor Progesterona) y del biomarcador HER2 supone que no se pueden aplicar terapias contra estos receptores (terapia hormonal o terapia anti-HER2), así que la base para el tratamiento de estos pacientes es únicamente la quimioterapia. Para la mayoría de los pacientes, el tratamiento con poliquimioterapia citotóxica es ineficaz y conlleva toxicidad.

Enlaces relacionados

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2022 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad