Noticias

19 de noviembre de 2019 - Información general

El Servicio de Epidemiología y Evaluación analiza la evidencia sobre la personalización del cribado del cáncer de mama

El Servicio de Epidemiología y Evaluación analiza la evidencia sobre la personalización del cribado del cáncer de mama

La Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries, AQuAS, ha encargado este análisis, que describe y analiza la evidencia científica disponible sobre los modelos existentes de cálculo del riesgo individualizado de cáncer de mama. La evidencia actual en este campo anima a continuar con el desarrollo y evaluación de los modelos de riesgo individual porque son una pieza fundamental para plantear estrategias basadas en el riesgo. Los modelos actuales tienen una capacidad predictiva moderada, hecho que limita la posibilidad de recomendar uno como estándar para el desarrollo de estrategias de personalización de cribado. Las estrategias de personalización evaluadas a partir de modelos matemáticos se muestran a favor de la personalización del cribado. No obstante, todavía no hay resultados de estudios observacionales o ensayos clínicos.

El Servicio de Epidemiología y Evaluación del Hospital del Mar, por encargo de la Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries, AQuAS (en el marco de actividades de la Red de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones (RedETS)), ha analizado los pros y contras de las estrategias de detección precoz de cáncer de mama basadas en el riesgo individual de tener la enfermedad. Un informe que han dirigido la Dra. Maria Sala, jefa de sección de Evaluación y Calidad del servicio, y el Dr. Xavier Castells, jefe del mismo servicio. En él, se describe y se evalúa la evidencia científica disponible sobre los modelos existentes de cálculo del riesgo individual de cáncer de mama, como también las estrategias existentes para la personalización de la detección precoz.

Cribratge_càncer_mama

El Dr. Xavier Castells i la Dra. Maria Sala

En relación con los modelos de predicción de riesgo individualizado, el informe concluye que la revisión de los estudios que han analizado estos modelos, ha demostrado que tienen una capacidad predictiva moderada, hecho que limita la posibilidad de recomendar un modelo de predicción como estándar para el desarrollo de estrategias de personalización de cribado. A la vez, la edad, los antecedentes familiares de cáncer de mama, la densidad mamaria y los antecedentes personales de lesión benigna en la mama, son los factores de riesgo más utilizados en los modelos de predicción.

Los autores destacan que hay diversos factores que dificultan la aplicabilidad de los modelos de predicción de riesgo como son, en primer lugar, que la mayor parte se tienen que desarrollar fuera del contexto del cribado mamográfico y, en segundo lugar, que tendrían que ser validados en diferentes poblaciones y sus contextos. Por último, el trabajo concluye que la información sobre la expresión genética necesita más evaluación para conocer cuál es su capacidad de impacto en los modelos de predicción.

Estrategias de personalización del cribado

Los firmantes del informe destacan que no hay ningún ensayo aleatorizado que haya evaluado la personalización del cribado, a pesar de que actualmente hay tres en marcha en fase de reclutamiento. Al mismo tiempo, la evidencia de los estudios de modelización matemática sugiere que una estrategia personalizada sería más efectiva que la actual de cribado uniforme, en términos de años de vida ajustados por calidad, costes, o tasa incremental coste-efectividad. A pesar de ello, hay una gran heterogeneidad entre los estudios que evalúen estas estrategias de personalización, tanto por lo que respecta a los grupos de riesgos, como en la periodicidad, tipos de pruebas de cribado propuestos, y las medidas de resultados evaluados. Ninguna estrategia tiene suficiente evidencia para ser recomendada.

A parte de definir los grupos de riesgo con un modelo de predicción y de establecer estrategias de personalización validadas, los autores del estudio consideran que sería necesario trabajar para disponer de la información necesaria para la personalización de manera sistematizada y rutinaria, especialmente la relativa a densidad mamaria e información genética. En todo caso, la implantación de este tipo de estrategias requiere la aceptación por parte de los profesionales y la población diana. En el informe no se ha evaluado la factibilidad de un potencial cambio de modelo.

La personalización del cribado del cáncer de mama

El cáncer de mama es el tumor más frecuente entre las mujeres a escala mundial y la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres europeas. Las estrategias de detección precoz de este tipo de tumor, basadas en el análisis del riesgo individual, persiguen la idea de recomendar a cada mujer la mejor estrategia de prevención en función de su riesgo de sufrir la enfermedad. La personalización pretende maximizar los beneficios de esta intervención, reducir los efectos adversos, y aumentar las oportunidades para la prevención primaria.

Diferentes ensayos clínicos realizados en las décadas de los 70 y 80, pusieron de manifiesto que la detección precoz del cáncer de mama mediante mamografía permitía detectar tumores en estadios precoces, mejorar el pronóstico y reducir la mortalidad. Este factor promueve que la mayor parte de países europeos pusieran en marcha programas poblacionales de cribado basados en la edad de la mujer, para fomentar la detección precoz. Así, básicamente, a todas las mujeres de 50 hasta 69 años se les recomienda una mamografía cada dos años. No obstante, la estrategia del cribado tiene riesgos asociados, como el posible diagnóstico de tumores que nunca se habrían manifestado, hecho conocido como sobrediagnóstico, o que en los intervalos entre dos mamografías aparezca un tumor de crecimiento más rápido, que no se beneficia del diagnóstico precoz.
Para minimizar estos riesgos, se plantean las estrategias de detección precoz de cáncer de mama basadas en el riesgo individual de tener la enfermedad. Todos los programas poblacionales de detección precoz de cáncer de mama están atentos a las nuevas recomendaciones y a los nuevos cambios tecnológicos para hacerlos más eficientes, pero hay todavía muchas incertidumbres para su implementación.

(*) Este informe de evaluación se ha realizado dentro del convenio de colaboración subscrito por el Instituto de Salud Carlos III, organismo autónomo del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y la Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries de Catalunya, en el marco de desarrollo de actividades de la Red de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud, que ha contado con la financiación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Artículo de referencia

Sala Serra M, Castells Oliveres X, Posso Rivera MC, Román Expósito M, Louro Aldamiz-Echevarria J, Domingo Torrell L, et al. Evidencia sobre la personalización del cribado poblacional del cáncer de mama. Barcelona: Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries de Catalunya. Departament de Salut. Generalitat de Catalunya; 2019 (Informes de Evaluación de Tecnologías Sanitarias).

© 2006 - 2019 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad