Noticias

5 de noviembre de 2019 - Notas de prensa

Atención especializada para los pacientes con bronquiectasias

Atención especializada para los pacientes con bronquiectasias

El Hospital del Mar acaba de poner en marcha una unidad especializada en el seguimiento y el tratamiento de pacientes con esta patología pulmonar. Trabajarán de forma conjunta, neumólogos, radiólogos, fisioterapeutas y rehabilitadores, infectólogos, farmacólogos y especialistas en nutrición del centro. También contarán con la colaboración de profesionales del Laboratori de Referència de Catalunya (microbiólogos). La bronquiectasia es una patología crónica pulmonar de alta prevalencia que provoca la acumulación abundante de secreciones en los pulmones y mucha expectoración.

El Servicio de Neumología del Hospital del Mar, de forma conjunta con profesionales de los servicios de Radiología, Medicina Física y Rehabilitación, Endocrinología y Nutrición, Enfermedades Infecciosas y Farmacia, ha impulsado la creación de la Unidad Funcional de Bronquiectasia, destinada a ofrecer una atención más ágil y cercana a los pacientes con esta patología crónica. Su jefa, la Dra. Esther Barreiro, destaca que el objetivo es "ofrecer el máximo confort a estas personas, teniendo en cuenta que son enfermos crónicos, con una patología muy invalidante a la hora de desarrollar su rutina diaria".

Unitat_bronquiectasi

Algunos de los miembros de la nueva unidad. De izquierda a derecha, Juana Martínez, Ana Balañá, Antoni Ferrer, Antoni Sancho, Marisol Domínguez, Esmeralda Hernández, Mireia Admetlló, Milagros Montero, Esther Barreiro, Gemma Llauradó, Eva Pascual, Maria Guitart, Liyun Qin, Xuejie Wang

La creación de la unidad parte de la constatación de la necesidad de ofrecer un manejo más ágil y funcional a los pacientes. Su enfermedad, que provoca una tos constante para eliminar la acumulación de secreciones a los pulmones y los bronquios, les obliga a seguir controles muy habituales y a un monitoreo multidisciplinario para mantener bajo control la evolución de una patología en la cual, en la actualidad, no hay un tratamiento curativo.

En este sentido, la Dra. Barreiro apunta la necesidad de disponer de profesionales sanitarios adaptados a las necesidades de los pacientes. Es el caso de los neumólogos, encargados del diagnóstico y del tratamiento, pero también de los radiólogos, ya que los enfermos se tienen que someter de forma regular a pruebas radiológicas para controlar el estado de sus pulmones. Por este motivo, es de gran importancia que estos profesionales estén familiarizados con la patología y su problemática. Pero también con fisioterapeutas y rehabilitadores, ya que los afectados por esta enfermedad se tienen que someter a rehabilitación pulmonar. En este sentido, "es importante que realicen a diario las ténicas de fisioterapia respiratoria y de higiene bronquial", explica. También es importante que aprendan a toser para extraer el moco que se acumula en los pulmones, ya que no hacerlo puede provocar infecciones graves. "Lo más importante es mantener la vía aérea limpia para evitar al máximo la posible contaminación por gérmenes y el desencadenamiento de infecciones bronquiales e, incluso, al pulmón", remarca la Dra. Barreiro.

Los profesionales del Hospital del Mar también colaborarán de forma estrecha con los microbiólogos del Laboratori de Referència de Catalunya, encargados del diagnóstico de las infecciones que afectan a estos pacientes, que también formarán parte de la unidad. El equipo contará también con infectólogos y farmacólogos del centro.

Importancia de la alimentación

Otro de los pilares básicos en el seguimiento de los pacientes es el control de su peso. "Muchos de estos pacientes, sobre todo mujeres, tienen un problema grave de desnutrición", explica la jefa de la nueva unidad, "son personas que pierden peso muy rápidamente y es muy difícil que lo recuperen". Por este motivo se trabajará de forma conjunta con nutricionistas y dietistas del Servicio de Endocrinología y Nutrición. Su trabajo, junto con un programa de entrenamiento muscular establecido desde rehabilitación y fisioterapia, tiene que permitir que los enfermos mantengan un tono muscular suficiente para toser y expulsar la mucosidad. Hay que tener en cuenta que la pérdida de peso es un indicador del estado del paciente y un factor de mal pronóstico.

Enfermedad crónica de las vías aéreas

La bronquiectasia no debida a la fibrosis quística es una enfermedad pulmonar crónica de la vía aérea, que comparte similitudes con otras enfermedades crónicas de carácter obstructivo, como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y el asma bronquial. Su origen, en general y más frecuentemente, proviene de una infección previa en los pulmones, en cualquier momento de la vida, como es el caso de la tuberculosis, la más frecuente en nuestro entorno, o una neumonía de origen vírico (varicela o el sarampión). En otros casos no se puede identificar una causa concreta y se tienen que hacer exploraciones diversas para intentar encontrar alguna, como puede ser el reflujo gastroesofágico. Las bronquiectasias no debidas a la fibrosis quística también se asocian a la propia EPOC y al asma bronquial, probablemente en el contexto de la remodelación de la vía aérea en estas enfermedades, en un porcentaje muy elevado (hasta el 50% de los pacientes). La formación de las alteraciones de la anatomía bronquial normal, las llamadas ectasias, favorece la acumulación de secreciones que generen inflamación, entre otros mecanismos biológicos. Si no se expulsan, se convierten en un entorno ideal para la proliferación de gérmenes y provocar así infecciones y, por lo tanto, perpetuar la inflamación bronquial en los pacientes, en un círculo vicioso de inflamación-infección. Los pacientes suelen sufrir brotes agudos que hacen necesario su ingreso hospitalario. Se trata de una enfermedad muy invalidante a causa del seguimiento continuado requerido y los síntomas reiterados.

Todo ello provoca muchas molestias a los enfermos, con una expectoración continuada, que a veces puede acompañarse de sangre (hemoptisis). No existe ningún tratamiento curativo, sino que se tratan los diferentes síntomas. Las infecciones recurrentes obligan a los pacientes a seguir tratamiento antibiótico de larga duración, hecho que puede provocar efectos secundarios. La prevalencia de la bronquiectasia es desconocida, a pesar de que hay estudios que la sitúan entre los 227 casos cada 100.000 hombres y los 309 casos cada 100.000 mujeres en los Estados Unidos. La enfermedad afecta más a mujeres que a hombres, y, sobre todo, a edades avanzadas, a pesar de que se puede manifestar a edades muy precoces en pacientes adultos. En la nueva Unidad Funcional, se sigue también a pacientes con edades comprendidas entre los 30 y los 40 años.

Enlaces relacionados

© 2006 - 2019 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad