Prueba del fotopach o fotoparche

¿Qué es?

La prueba del fotopatch o fotoparche es una técnica para estudiar la causa de reacciones cutáneas fotoalérgicas.

Las reacciones fotoalérgicas son erupciones cutáneas localizadas exclusivamente en las zonas expuestas al sol, como consecuencia de una reacción combinada del sol y un fármaco previamente tomado por vía oral o aplicado tópicamente a la piel. Los individuos con reacciones fotoalérgicas no desarrollan ninguna reacción a la exposición solar aislada ni al medicamento responsable aislado, pero en cambio, la combinación medicamento-exposición solar les causa una reacción cutánea alérgica. Por este motivo las reacciones fotoalérgicas a menudo se observan durante los meses de verano.

?El fotopatch o fotoparche consiste en la aplicación en forma de parche (habitualmente en la espalda) de la sustancia o sustancias sospechosa/s durante 48 horas. Si no se observa ninguna reacción, la zona es expuesta a una fuente de radiación ultravioleta. Si se desarrolla rojez en la zona del parche se considera la reacción como positiva.

Existen diferentes baterías de fotoparches donde se incluyen diferentes sustancias que potencialmente pueden dar lugar a este tipo de reacciones.

¿Cuándo se utiliza?

Cuando sospechamos una reacción fotoalérgica. Ante una erupción cutánea localizada en zonas expuestas al sol (cara, cuello, "V" del escote, nuca, caras lateral del brazos y anterior de piernas) a menudo hace falta descartar esta posibilidad.

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2022 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad