Instrucciones y cuidados de la férula de descarga

Un gran porcentaje de la población española padece bruxismo: una patología que nos hace apretar y rechinar los dientes generalmente cuando estamos dormidos, aunque también hay casos de bruxismo diurno. Esta condición puede afectarnos de diferentes maneras: provocando dolor de cabeza al despertar, dolor de oídos, dolores musculares, desgaste de las piezas dentales, entre otros. El bruxismo afecta por igual a hombres y a mujeres y a todo tipo de personas sin tener en cuenta su edad o condición social.

Una parte fundamental en el tratamiento del bruxismo es la realización de una férula de descarga o aparato oclusal. El uso de la férula de descarga minimiza los síntomas secundarios a los episodios de bruxismo además que disminuye la intensidad de los mismos.

Las férulas de descarga para el bruxismo son férulas de resina creadas a partir de unos moldes de nuestra propia dentadura (por eso son personales e intransferibles). Se usan mientras dormimos y están fabricadas con resinas 100% seguras para nuestro organismo. El profesional encargado de la realización de la férula será el odontólogo.

La férula puede ser superior o inferior, dependiendo de la arcada en la que se coloque, aunque suele ir colocada en la arcada superior. Suele estar fabricada en acrilamida transparente y siempre es de un material duro. Esto es importante ya que hay personas que utilizan los protectores bucales deportivos. Los protectores bucales deportivos no son un tratamiento indicado para el bruxismo.

Una férula de descarga puede ayudarnos a mejorar la calidad de nuestro descanso nocturno, a garantizarnos que nos levantaremos descansados, sin dolores musculares o de cabeza y a preservar la salud de nuestras piezas dentales y de nuestras articulaciones temporomandibulares.

Aquí detallamos una serie de recomendaciones en cuanto el uso y mantenimiento de la férula de descarga:

  • Lleve el aparato por la noche mientras duerme. Durante el día utilice las técnicas de autorregulación física para alejar los dientes de cualquier contacto innecesario (apretamiento). Su uso durante el día solo será necesario para el alivio del dolor agudo o si se le ha instruido así.
  • No coma con el aparato puesto.
  • Cuando no esté llevando el aparato, manténgalo en la caja.
  • Antes de guardar el aparato en la caja, cepíllelo con gel de manos (no pasta de dientes) para eliminar cualquier resto de placa. La placa puede acumularse en la placa al igual que se acumula en los dientes.
  • No es necesario mantener el aparato húmedo, manténgalo seco.
  • Deberá llevar la placa a la clínica al menos una vez al año para comprobar su ajuste.

Sensaciones que notará mientras lleve el aparato

  • Puede notar más saliva en la boca. Esto desaparecerá en 3-5 días al irse acostumbrando al aparato.
  • Los dientes pueden dolerle las primeras noches de llevar el aparato. Esto se resolverá en unos días.
  • Si necesita llevar el aparato durante el día, arrastrará las palabras. Esto también se resolverá en pocos días.

Póngase en contacto con la clínica si sucede algo de esto

  • Si nota que se ha producido un cambio en la mordida que dura más de una hora después de quitarse el aparato.
  • Si desarrolla puntos dolorosos en la boca que no se resuelven en 2-3 días.
  • Si nota el aparato demasiado apretado o demasiado flojo.

Compromiso social

  • Compromiso social
Entidad colaboradora

© 2006 - 2023 Parc de Salut Mar · Avíso Legal y Privacidad de datos | Política de Cookies | Accesibilidad